#TochoXmas

tochoxmas

Como os había prometido, en estas fechas no podía dejar pasar la oportunidad de organizar un pequeño Tochogate, sobre todo debido a la espectacular acogida que tuvo el maratón en verano. Y cuando digo espectacular, por una vez no estoy bromeando. Así que muchas gracias tanto por apuntaros al reto veraniego como por la ilusión con la que habéis contestado de nuevo a la iniciativa.

Para los que no sepáis que es el Tochogate, es un pequeño gran maratón lector sin ningún tipo de obligaciones ni reglas, excepto elegir uno o varios tochos de tu estantería y leerlos en compañía. No hay un mínimo de páginas por libro para considerarlo un tocho, cada uno tiene su medida. La mía es a partir de 700 páginas, pero si unas quinientas ya te supone un pequeño esfuerzo, pues adelante con tu tocho.

baby-face-readingLa #TochoXmas empezará oficialmente el día 21 de diciembre y se prolongará hasta el 31 de enero. Pero podéis empezar cuando queráis, darlo por finiquitado cuando os apetezca e incorporaros en cualquier momento. Ni siquiera hace falta que os inscribáis de ninguna manera, solo hace falta leer y compartir por Twitter, Instagram, Goodreads  usando el maravilloso hashtag #TochoXmas, o vuestros propios blogs. Eso sí, todos lo que me aviséis de alguna forma apereceréis en el cuadro de honor de Tochogaters que iré actualizando en esta entrada, será un pequeño directorio con vuestros perfiles y enlaces a entradas si os apetece publicar sobre la iniciativa. Exactamente igual que en el último Tochogate.

Seguir leyendo “#TochoXmas”

Resumen de lecturas veraniegas

Tras no pocos incidentes y diversas aventuras a la hora de decidir cómo ofreceros este resumen, al final aquí estoy con el formato tradicional. Por una parte, me gusta ver y leer este tipo de recopilaciones, ya que se ven muchas lecturas distintas de un vistazo pero con un mínimo de contenido, impresiones, etc. Sin embargo, me cuesta un montón hacerlas. Me parecen un poco aburridas y tampoco sé cómo enfocarlas para que os resulten atractivas (se agradecerán sugerencias). Por lo demás ya os imagináis lo que viene ahora, ¿verdad? Ordenadas de menos a más recomendables (por supuesto, en mi modesta opinión), estas son mis lecturas veraniegas.

1
3

Primer amor, de Iván Trguénev, es una novela corta en la que un adolescente burgués se enamora de su nueva vecina, una princesa de una familia en graves apuros económicos. Obviamente ella es bellísima, muy especial y juega con todos los hombres que le rodean. Me ha parecido bastante previsible, estas historias de amor idealizado me aportan muy poco, aunque está realmente bien escrita. En su contra también ha contado la engorrosa maquetación del texto en esta edición.

Gigi, de Colette, (que recordaréis de la entrada sobre mujeres y seudónimos masculinos) es otra novela corta, en este caso creo que con menos pretensiones y que he disfrutado un poco más gracias a su sentido del humor. Un retrato irónico sobre la educación de las jóvenes, que se resume en: atrevida coqueta busca galán perfecto para matrimonio soñado.

Departamento de especulaciones, de Jenny Offill, es un libro que me ha gustado aunque esperaba más. Se trata de la historia de un matrimonio contada por la mujer, que hace una narración muy fragmentada de su experiencia a través de momentos cotidianos puntuales y un mogollón de alusiones de todo tipo. Cuando este fragmento engancha con la experiencia o sensibilidad del lector, genial, pero cuando no lo hace, parece absurdo, superficial o incluso pretencioso. A mí me ha gustado, pero estaré encantada de leer otras opiniones.

Las chicas, de Emma Cline, recién salidas del horno de la rentrée (yo lo leí antes en inglés, no puedo opinar ni la traducción ni la edición). Para mí una decepción, pero tal vez porque tenía las expectativas demasiado altas. El hecho histórico que recoge junto a todo lo que rodea a este en la California de los sesenta daba para muchísimo más. Personajes tirando a planos. La organización de la trama en dos líneas temporales no me ha convencido, parece que ha querido casi unir dos libros con dos intenciones distintas. Lo mejor es como refleja parte de la experiencia de las mujeres en la adolescencia.

Los pazos de Ulloa, de Emilia Pardo Bazán, me ha dejado el regusto agridulce de terminar en el momento más interesante (ay, yo que lo veía venir, me frotaba las manos con el salseo y cuando obviamente llega, se acaba. Muy mal, doña Emilia). Es la primera parte de un díptico que continúa con La madre naturaleza, en el que explora la burguesía rural gallega de la época. Me ha gustado por la pedazo de mala baba de la autora, una grande describiendo y creando personajes. Eso sí, novela cien por cien naturalista, así que se puede hacer un poco pesada.

hu

Ms Marvel, los últimos días (vol. 3), G. Willow Wilson, Adrian Alphona, James Robinson y Chris Samnee. Nos situamos en el evento de las Secret Wars y cómo estas afectan a Kamala, la adolescente enmascarada que vela por Nueva Jersey, porque ser solo una adolescente es aburrido. Me encanta este cómic, adoro a su protagonista y no tengo más que decir excepto recomendarlo encarecidamente.

Hurra, de Ben Brooks, es una novela que aunque lejos de perfecta, me ha encantado, aunque sea porque ha provocado en mí todo tipo de sentimientos mientras la leía. Aquí tenéis una entrada un poquito más elaborada sobre mis impresiones, pero no es tanto sobre la novela como sobre mi propia experiencia (que es sobre lo que realmente me gusta hablar, el libro ya está ahí para el resto).

Mujeres excelentes, de Barbara Pym, es mi ojito derecho de esta selección (#FiebrePym). Ya conocéis todas mis debilidades british, lo que disfruto leyendo cosas de esa época, y sobre todo, historias de mujeres. Solo os pido que le deis una oportunidad, aquí tenéis el resto de mis impresiones.


5

Estoy muy satisfecha con los resultados del #Tochogate2016. No solo ha sido el gran fenómeno del verano (de acuerdo, acepto Stranger Things como alternativa) sino que encima los dos tochos que he leído (y medio de otro, más los capítulos Pickwick) me han encantado. Así que les he dedicado entradas con extensión a juego con el reto, no podía ser menos. Aquí tenéis el post sobre Relojes de hueso (si eres nuevo por estos lares, bienvenido, y me encanta David Mitchell. Aquí y aquí tienes aún más sobre nuestro amor) y aquí la reseña de Breve historia de siete asesinatos, de Marlon James. Creo que es un libro fascinante, de lo mejor que he leído este año.

senora

Y sorpresa en la despedida. Ayer mismo terminé La señora Dalloway, de Virginia Woolf, y creo que es uno de los mejores libros que he leído en mi vida. Aún estoy reposándolo, y sé que necesitaría una relectura para poder formar bien mi opinión. Más que leerlo, he sido arrastrada por una corriente de mareas y flores que pasa de un personaje a otro, entrando en todos sus rincones ocultos, pero quisiera haber podido pensar más en cada uno de los sentimientos que explora. Tal vez vuelva en el futuro a hablar de ella.

Ahora sí que me despido, pero antes, me gustaría saber cuáles han sido vuestras lecturas favoritas del verano, y si habéis participado en El Glorioso Tochogate, ¿qué tal la experiencia?

Breve historia de siete asesinatos

Breve historia de siete asesinatos, de Marlon James y publicada por Malpaso, fue la novela ganadora del Man Booker Prize en el pasado año 2015, y seguro que ya habéis oído y leído mucho sobre ella. Me ha parecido un libro fantástico. Es una historia brutal y absorbente, construida de forma vibrante, con la que sentía que viajaba a la Jamaica de finales de 1976 y, décadas después, a los fumaderos de Bushwick, en Nueva York. Es tan rica en detalles y puntos de vista como trepidante en su acción, aunque me lo he pasado igual de bien siguiendo su trama como comprobando la forma en la que el autor iba encajando todas las piezas. No creo que pudiera hacerle justicia a sus 790 páginas, tanto por todo lo que este libro ofrece debido a su extensión y complejidad como por mis propias limitaciones, así que he decidido compartir con vosotros mi breve historia de su lectura (y por descontado, recomendarla).

breve historia de siete asesinatos

Antes, una fotografía del escenario. Gran parte de la novela gira en torno al intento de asesinato de Bob Marley en diciembre de 1976, cuando un grupo de pistoleros con diversas motivaciones entra en la casa del cantante, puestos hasta las cejas y con la misión de cargarse al ídolo rastafari, todo días antes de la celebración del Smile Jamaica, un concierto por la paz. En este suceso convergen multitud de historias: rivalidades políticas, la guerra por el control de los guetos, la mano en la sombra de la CIA, pura ambición, rencillas personales… O simplemente, la triste historia de los que son las victimas de todo esto. No conocía prácticamente nada de la historia de Jamaica, y tras este libro, no solo me parece apasionante si no que siento que he estado en Copenhague City o en los Eight Lanes, y encima los he visto a través de los ojos de sus capos, de sus yonquis muertos de hambre, de los burgueses que huyen, de sus políticos, de los blancos despistados que acabaron allí enamorados del lugar o de los espías que desprecian la isla.

Seguir leyendo “Breve historia de siete asesinatos”

#Tochogate2016

(Lo siento por el nombre, el evento lector del verano fue bautizado antes de que pudiera pensar una alternativa aún peor).

Bien, ya os he hablado de mis intenciones y planes, los porqués y demás. Al final, vamos a hacer un reto muy libre y flexible, simplemente os invito a elegir un par de tochos de vuestras estanterías, atacarlos como os apetezca y compartir la experiencia en Twitter con el maravilloso hashtag #Tochogate2016. Algunos locos ya están por ahí animando la iniciativa y seguiremos en ello todo el verano.

Hoy os voy a hablar brevemente de mi lista de lecturas y ofreceros alguna alternativa similar que ya he leído, porque hay libros de los que no me canso de hablar.

breve

1.- Breve historia de siete asesinatos, Marlon James.

Ya voy por la página 200 de esta bestia, y de momento solo puedo decir que es brutal, absorbente y, hasta ahora, está perfectamente construido y ejecutado. También me está sorprendiendo favorablemente la traducción, un tarea que ha debido ser complicadísima.

⇒ Alternativa: Middlemarch, George Eliot. Lo sé, es una sugerencia algo extraña. Estas son mis razones: ambas son novelas polifónicas, destacan por la ambición y exactitud de su construcción junto a lo minucioso del desarrollo de la historia. Es un gusto observar como trabajan escritores de este nivel.


atwood

2.- El asesino ciego, Margaret Atwood.

Otro libro que ya comencé y tuve que dejar por falta de tiempo, pero lo poco que leí pintaba muy bien. Será el cuarto Atwood que lea, y cada vez me gustan más sus historias y su estilo: directo, sin concesiones y un sentido del humor bastante negro.

⇒ Alternativa: Alias Grace, Margaret Atwood: dentro de la extensa obra de la canadiense seguro que hay bastantes candidatos a tocho veraniego, pero meses después de haberlo acabado sigo obsesionada con este en concreto. Creo que es una opción estupenda para estas fechas. Está en bolsillo tirado de precio para que os lo llevéis a la piscina y encima os adelantáis a la serie, en la que se está trabajando.


crimen

3.- Crimen y castigo, Fiódor Dostoievski.

Todos los veranos incluyo entre las lecturas lo que yo llamo «un clásico intimidante». Ya sabéis que creo que ningún lector ha de tenerle miedo a ninguna lectura, es cuestión de ganas, paciencia y mente abierta para ir rellenando los huecos y aprendiendo por el camino. Pero cierto es que los rusos me dan un poco de pavor, y eso tiene que acabar.

⇒ Alternativa: El maestro y Margarita, Mikhail Bulgakov. Sí, acabo de decir que los rusos me dan miedo, pero también os aseguro que este es uno de mis libros favoritos. Es absurdo, divertídisimo y desolador cuando se lee en conjunto con la vida de su autor. Hace ya 10 años que lo leí y quién sabe, tal vez caiga una relectura este verano.


mit

4.- Relojes de hueso, David Mitchell.

Yo creo que este tocho va a ser un poco trampa. No hay absolutamente nada en él que me de un poco de pereza, recelo o que crea que va a suponer un desafío. Esto va a ser cien por cien vicio puro. Por mí podía haber escrito otras 800 páginas más (Mitchell fangirl confesa al habla).

⇒ Alternativa: El Libro de las cosas nunca vistas, Michel Faber. Adoro a Mitchell y Faber por igual. Pétalo carmesí, flor blanca es otro tocho que creo que voy a dejar en la reserva, tal vez lo acabe atacando. El Libro de las cosas nunca vistas es una buena alternativa para los que buscáis historias de género con un planteamiento muy literario. Nada es nunca lo que parece con Faber, destroza mis expectativas. Esto puede no gustar, pero a mí me parece que siempre es totalmente fiel a la historia que está contando, no a la que el lector espera. Y eso me encanta.


Y para acabar…

pick

… continuamos con la lectura de Pickwick. O como leer un tocho dickensiano en plena calora con la calma y excelente compañía. Aquí más.


Actualización obligada:

Parece ser que entre mis lectores había muchos potenciales tochogaters, e inesperadamente, habéis decidido uniros a este lío. Allá vosotros, valientes. Aquí os dejo un lista con los participantes que ya han confirmado su presencia y sus entradas, por si necesitáis inspiraros. Iré actualizando según se publiquen más posts, aunque para nada es obligatorio. Si no estáis por aquí y participáis, avisadme por favor y os uniré al cuadro de honor. Y si al final no podéis tomar parte por lo que sea, pues tampoco pasa nada (faltaría más).

Y atención a los que queréis leer rusos. Omaira y Diana me cuentan que han organizado aquí un maratón de literatura rusa para este verano. Como muchos tenéis planes de incorporar algún clásico ruso (yo lo voy a hacer), os puede interesar apuntaros también. Siempre podéis hacer los dos retos en paralelo y ganaros mi eterna admiración.

Tochogaters: