Una conversación con Margaret Atwood

La pasada semana, Margaret Atwood visitó brevemente Madrid por motivo de su nombramiento como Doctora Honoris Causa por la Universidad Autónoma de Madrid. La tarde anterior a la ceremonia se organizó una pequeña charla con la autora canadiense en el Círculo de Bellas Artes, a la que tuve la suerte de poder asistir. Se trató de una conversación de hora y media con Fernando Galván, rector de la Universidad de Alcalá, moderada por Pilar Somacarrena, profesora de Filología Inglesa de la Universidad Autónoma y además, traductora de la poesía de Atwood.

No me voy a detenerme en más detalles sobre la autora, ni su extensa obra o su biografía. Sé que los habituales del blog la queréis tanto como yo, pero si aún no estáis familiarizados con ella, os ruego que corráis a vuestra biblioteca más cercana (seguramente tengáis allí más suerte que en una librería, ya que muchos de sus libros están tristemente descatalogados) y le pongáis solución.

***

La charla comenzó con una pregunta sobre el peso de la naturaleza y la ecología en la obra de la autora, y en concreto, en libros como la novela Resurgir o la colección de relatos Wilderness Tips, que exploran el deterioro del Canadá más pastoral en grandes núcleos urbanos colapsados. Atwood opina que ella puede contribuir a esta agenda ecológica con una doble visión: la de una escritora y la de una científica, ya que pudo haber sido bióloga si hubiera continuado con la senda familiar. Este doble acercamiento es lo que cree que ha hecho posible que obras como El cuento de la criada o la trilogía MaddAddam hayan predicho problemas del futuro. Recalcó que vivimos un momento en el cual todos esos vaticinios son ya una realidad. Por otra parte, aseguró que todo lo que tiene vida está ligado a de una forma u otra a la naturaleza, y que esta influye necesariamente en nuestra existencia, lo sepamos o no.

Seguir leyendo “Una conversación con Margaret Atwood”

El asesino ciego

the-blind-assassin

«I’m heartless, I thought. Therefore I’m homeless.»

El asesino ciego nos cuenta la vida de dos hermanas, Iris y Laura, hijas del dueño de unas fábricas de botones que volvió de la Primera Guerra Mundial con un equipaje que le incapacitaba para criar a las niñas. Tampoco es que de entrada pareciera saber qué hacer con ellas. Así que ellas tuvieron que aprender a cuidarse solas. Crecen inseparables, de forma que la existencia de una y otra casi se confunde. O eso le acaba por ocurrir al lector. Pero cuántas otras historias se esconden en El asesino ciego. Diría que el tema principal que aquí explora Atwood es la memoria y su relación tanto con realidad como con la ficción. Tenemos una historia familiar, pública en la medida de la celebridad de algunos de sus miembros, pero no es la realidad, tal vez escondida en el relato que construimos para entender o para sobrevivir, o sobre todo, en la historia de los secretos que nos rodean. ¿Por qué decidimos hablar, guardar algunas cosas y mentir en otras? En el centro de esta cuestión está su fascinante narradora, Iris, cuyas memorias se mezclan con recortes de prensa sobre su familia y un libro también llamado El asesino ciego, la obra maestra por la que Laura es recordada. Las hermanas Chase no están solas. Este es a su vez un recorrido panorámico sobre las clases altas en el periodo de entreguerras, aquellos cuya historia ha pasado a la posteridad en letras doradas, pero tal vez solo son unos buitres repugnantes que hacen de la guerra su negocio, la mentira su vida y el abuso de los más débiles, su único placer.

Creo que es una lectura fascinante, de las que cuanto más avanzas más posibilidades descubres, hasta a un final a la altura de la propuesta. Atwood es una excelente narradora, pasar con ella más de seiscientas páginas de ritmo lento e intenciones escondidas es un placer. Seguro que no es la última vez que me atrapa en sus redes.

Alias Grace

Alias Grace, de Margaret Atwood, es una novela histórica basada en un suceso real ocurrido en 1843. Una joven criada de dieciséis años, llamada Grace Marks, es condenada a muerte tras participar en el asesinato de su señor y en el de su amante, el ama de llaves de la casa. Se convirtió en una de las presas más famosas de la época, tras ser comulgada su pena por la cadena perpetua. Grace es un misterio, quien la conoce se pregunta si realmente fue culpable o una víctima más del que se consideró su cómplice, James McDermott. Se duda del estado de su salud mental, se dice que tiene ataques de histeria y habla sola en voz alta. Tras años encarcelada, un joven psiquiatra norteamericano, el doctor Simon Jordan, cree que puede adentrarse en las profundidades de su consciencia y conocer de una vez por todas que sucedió. Con su llegada, comienzan una serie de entrevistas en las que Grace por fin tiene la oportunidad de ofrecer el relato de lo que ha sido su vida.

alias

Antes de seguir con un análisis de sus temas y personajes, quería decir que es una novela que se lee sola. Es de esas que vuelan las páginas sin que te des cuenta, buscas una excusa para seguir leyendo. Es tan interesante como entretenida. Sin duda, el mérito es del estilo de Atwood. No descubro nada diciendo que es toda una maestra de su oficio. Me encanta la mala leche que se gasta. Tiene un humor muy negro, con pocas concesiones a sus personajes. Es una historia morbosa, violenta, sexual… pero todos ellos elementos siempre acompañados de un sentido del humor a veces cruel y siempre delicioso.

Seguir leyendo “Alias Grace”