Un árbol crece en Brooklyn

En el último tercio de este libro, Francie, la protagonista, tiene una conversación con su profesora de lengua. La señorita Garnder se pregunta qué le ha pasado a su mejor alumna, antes escribía unas redacciones muy bonitas y ahora son sórdidas y desagradables. No son adecuadas para una niña de tan buenos modales, «la pobreza, el hambre y la embriaguez son temas desagradables. Todos admitimos que estas cosas existen, pero no se escribe sobre ellas». El problema es que para Francie este no es el tema de una redacción, ni una historia que se inventa. Es su vida. Imaginaos con 12 o 13 años, ninguna expectativa en la vida excepto confiar en tu educación y tus ganas de escribir; y que no solo crean que lo que tú eres es una ficción, sino encima una que no debe ser contada.

un árbol crece en brooklyn

Creo que solo por este pasaje recomendaría este libro.

Seguir leyendo “Un árbol crece en Brooklyn”

Anuncios

Matar a un ruiseñor

Todos conocéis Matar a un Ruiseñor, la que hasta ahora era la única novela de Harper Lee. Es un clásico moderno, una de esas historias universales amadas por lectores y muy estimadas por la crítica. Es un libro sobre el que dudo que tenga algo que aportar, pero no podía resistirme a ofreceros algo de mi experiencia leyéndolo; porque aunque conocía la historia de antemano, han sido algunas las sorpresas que me he llevado entre sus páginas. Así que me vais a perdonar si no os comento más del argumento, que os lo sabéis ( y si no, mejor para vosotros, que disfrutaréis de la lectura un montón)  y salto directamente a mis cosas.

mockingbird

Seguir leyendo “Matar a un ruiseñor”

Grandes libros, pequeños lectores

En el Especial Navideño en el que este blog está sumergido no podía faltar una entrada de literatura infantil. En primer lugar, porque tengo debilidad por los libros para nenes, tanto que muchas veces desearía tener seis años y engañar a los mayores que me rodean para que me los compraran todos. Ya no cuela como antes. Y además, porque este es un espacio de servicio público, y como tal, os ofrezco una guía de libros que bien querría para mí. Eso sí, por favor, id a comprar con tiempo, y así evitaréis oír las palabras más terribles de la Navidad: “agotado”, “no lo tenemos en stock” o la peor de todas, “descatalogado”.

turbo man
¿Cuánto tarda el pedido?

Aquí os dejo mi selección. La mayoría son álbumes ilustrados, así que seguramente estén recomendados a partir de 5 años, más o menos. De todas formas, os invito a pasaros por cualquier librería y cotillear en persona, porque además de disfrutar con las monadas que veréis, cada niño es un mundo.

Os aviso; si sois susceptibles a cosas muy muy cucas, mejor que no pinchéis. Queridos Reyes Magos, este año he sido muy muy buena y me lo merezco todo…

Seguir leyendo “Grandes libros, pequeños lectores”

Tan fuerte, tan cerca

¿Acaso mi vida y mis sentimientos no son lo mismo? preguntó ella.

tan fuerte tan cerca safran foer

Tan fuerte:

  • No le puedo decir que no a libros protagonizados por niños. Sé que para mucha gente son un aturdimiento como narrador, sobre todo cuando son tan precoces como Oskar, pero a mi siempre me resulta un aliciente ver cómo interiorizan y responden a situaciones que ningún adulto puede empezar a comprender. Y los líos en los que se meten.
  • La estructura de la novela es una delicia, deja al lector adivinar y descubrir por sí solo y el final es muy satisfactorio.
  • Me he reído en voz alta. No suele pasar.
  • Hay que ser de piedra para que el tema no te toque el corazón. Y más en una tragedia que habrá marcado tanto a nuestra generación como el 11S, ya que todos lo vivimos y recordamos de alguna manera, y completamos la lectura con nuestros sentimientos, a la vez que nos hace pensar. Nos cuenta un horror que parece muy lejano pero que está día a día en nuestra sociedad.
  • Tiene momentos de claridad y gran belleza, como…

Pensé en decir todas las cosas que se dice la gente, y en cómo todos vamos a morir, ya sea en un microsegundo, en días, meses o en 76,5 años si uno acababa de nacer. Todo lo que ha nacido ha muerto, lo que significa que nuestras vidas son como rascacielos. El humo asciende a diferentes velocidades, pero todos están en llamas, y todos estamos atrapados.

(casi)  Tan cerca:

  • Creo que al libro le falta un poco de orden o tal vez de profundidad. Confía demasiado en los recursos “molones” en momentos clave; las fotos me convencen, pero al rotulador rojo en la carta le odio con todas mis fuerzas, se carga un pasaje de gran intensidad, por mucho que luego lo quiera medio justificar en la trama.
  • Lo mismo cuando usa testimonios ajenos (la cinta sobre Hiroshima que Oskar lleva a clase). Momento lágrima fácil. Momento te manipulo lector para llevarte a mi terreno por si aún no estabas conmigo. ¿Está bien traído? Pues seguramente, pero me olió a un intento de tapar carencias por la vía sentimental.
  • Safran Foer no tiene filtro. Su estilo es muy ostentoso. Que cuando funciona pues bien, porque no hay duda que es un tipo inteligente, ingenioso y con sensibilidad, pero si me estás hablando de semejantes tragedias, tal vez haya momentos en los que debas dar un paso atrás y dejar que la historia fluya, en vez de que yo esté pensando en el cómo, más que en el qué. O el problema sea mío, porque leo Dresden y pienso en Vonnegut y su talento es inimitable.
  • La mamá no me convence nada. Es un estereotipo de mamá y punto. Con todo lo que tienen que decir el resto de personajes, es una pena que se quede en eso, aunque sea la historia de la familia paterna.

¿Me preguntáis por el veredicto? Pues no estoy muy segura. Me ha encantado, me ha enfadado, me ha emocionado y me a dado igual por momentos. Así que me imagino que tiene su mérito. ¿Habéis leído el libro? ¿Me ayudáis a decidirme?