Pequeña guía de cine clásico II. Bola de fuego

Me temblaban los dedos de las ganas de escribir sobre uno de los subgéneros que más me gustan junto a todo lo remotamente noir: la screwball comedy. Y es que este tipo particular de comedia tiene mucha culpa de que me interesara por el cine clásico. Eran varias sus pelis candidatas a ocupar esta humilde guía, pero realmente solo quería hablar de una: Bola de fuego. Puedo argumentar que es la elegida por sus participantes, porque es menos conocida y un poco más moderna que otras que barajaba, pero la realidad es que la vi hace poco y me dejó enamorada. Admito haberme pasado varios días gritando «¡boogie!» de forma aleatoria y realizando tentativas de conga por el pasillo. El efecto Stanwyck es real.

ball of fire

La screwball tuvo su apogeo en la segunda mitad de los 30 y los primeros años 40. Es propia del cine norteamericano, y está caracterizada por unas tramas imposibles y unos diálogos muy agudos que los actores sirven a la mayor velocidad humanamente posible. Hacer reír era algo muy importante en plena Gran depresión, y había que hacerlo de forma extra ingeniosa, ya que había que sortear la censura impuesta en el código Hays tras los primeros talkies de la era Pre-Code, que aprovechaban las nuevas posibilidades del sonoro en situaciones demasiado atrevidas (en opinión de los guardianes de la moralidad de turno). Los temas principales suelen ser los enredos amorosos (los diálogos son muy picarones, de dos rombos pero leyendo entre líneas); tramas nupciales entre dos personajes totalmente contrarios; secretos e identidades confundidas y otros líos ridículos normalmente propios de las clases pudientes. Repito, todo muy sexy sin que se vea ni se diga nada de forma explícita. Bebe de elementos propios de las comedias anteriores, con gags más físicos típicos del slapstick. Y además, la comicidad también está en unos los personajes femeninos que tenían una independencia y una desenvoltura que descolocaba a los masculinos, desafiando roles frase a frase. Aunque solo seáis parte de una audiencia ocasional del cine clásico, seguro que si os menciono a Katharine Hepburn en La fiera de mi niña o Historias de Filadelfia os hacéis una idea de todo lo que os he contado.

Seguir leyendo “Pequeña guía de cine clásico II. Bola de fuego”

Anuncios