Resumen: enero y febrero 2017

Hola, desconocidos. No, no os había abandonado. He estado muy ocupada afrontando el primer pico de locura estudiantil de este año (aunque me temo que los Alpes aún están por llegar), pero ya lo he superado y parece que voy a poder volver a la rutina. Eso significa leer y hablaros de ello. Vuelvo a la actividad con una puesta a punto fotográfica más algunas notas sobre estos dos primeros meses del año. ¡Disculpadme si estoy un poco oxidada!


I. 

constelacion

Se me escapó la reseña de esta pequeña joya, pero no quería volver a la actividad sin hablaros de Una constelación de fenómenos vitales, de Anthony Marra. Es un libro bello y desgarrador que nos habla de una Chechenia destrozada por las guerras partiendo del año 1994. Su título que refleja a la perfección tanto su estructura como la dimensión de las historias que cuenta. Combina delicadeza y brutalidad con un resultado excelente. En Generación Reader podéis leer una reseña con la que conocer en más profundidad esta novela.


II.

lecturas

Estas han sido mis lecturas durante estos meses, junto a alguna relectura para clase. Destaco El unicornio de Iris Murdoch, que me ha parecido un libro muy interesante y Correr de Jean Echenoz, que me ha encantado. De la primera novela prepararé una reseña corta en los próximos días, y sobre Echenoz planteo hacer una entrada cuando lea más de sus libros, porque los quiero todos. Su estilo como escritor es mi estilo como lectora.


III. 

shirley-jackson

Esta es mi lectura actual, de la que he finiquitado unos dos tercios de los relatos que aparecen. Me lo estoy pasando genial. Sus personajes me parecen divertidísimos, sobre todo su siniestra colección de señoras diabólicas. De mayor quiero ser como ellas. Bastante creepy y delicioso.


IV.

tbr

Y estos son los libros que me estaban esperando (debería añadir a la pila alguno más para clase, pero ya pensaremos en ello otro día). Podéis encontrar entre los elegidos a una vieja conocida del blog con la que tuve el gusto de encontrarme por casualidad en la biblioteca. No tuve tanta suerte con Octavia E. Butler, a la que busco por todos lados y no hay forma de localizar.

***

Más novedades en los próximos días.

the love witch

Os debo la entrada de El unicornio, una reseña de Mariana de Monica Dickens para continuar con el proyecto Adopta una autora y espero continuar con la Pequeña guía de cine clásico (se aceptan sugerencia de géneros o películas). Y vosotros, ¿cómo habéis empezado el año? ¿Qué planes tenéis para estos días? Yo pienso disfrutar de té y tarta hasta que reviente.

Resumen #LeoAutorasOct

En este pequeño resumen, quiero hablaros brevemente de estos dos libros:

la guerra no tiene rostro de mujer

La guerra no tiene rostro de mujer – Svetlana Alexiévich

En este libro, la ganadora del premio Nobel de Literatura del 2015 recoge el testimonio de muchas de las mujeres que combatieron en la Segunda Guerra Mundial en el Ejército Rojo, rostros olvidados y desconocidos. En el comienzo del libro, Alexiévich reflexiona acerca del hecho de que la guerra tiene una voz masculina. Lo femenino queda en silencio o se ajusta a un canon que excluye otras experiencias que no parecen tan heroicas, o incluso secundarias, dentro de un brutal contexto bélico. Esto se refleja en los relatos de las protagonistas. Es tan interesante lo que cuentan como lo que alteran o intentan esconder avergonzadas (hechos que no son los más horribles, ni los más sonrojantes). Eran niñas criadas para cumplir roles tradicionales, por supuesto que odiaban que les cortaran la trenza; temían más una amputación que la muerte, ya que tener unas piernas bonitas aumentaba sus posibilidades de casarse; o se iban al frente con una maleta llena de bombones, porque total, allí no iban a tener nada propio. La autora dice que no quiere limitarse a la guerra, que quiere explorar la vida y la muerte, algo registrado en «el saber del espíritu» o el alma. Acercarse a una historiografía de los sentimientos. Y creo que lo consigue, gracias tanto a la forma como el fondo de este libro.

Es una obra que os animo sin duda a leer, ya que seguro que cada lector no solo conocerá y aprenderá sobre hechos que necesitamos conocer como guardianes de la historia, y nos hará ir más allá de la abstracción de algo que parece que nos queda lejos y encima es un horror incomprensible. Además, a mí me hizo pensar sobre si la ficción ha casi mitificado la Segunda Guerra Mundial en un relato estándar más o menos digerible y seguro (pienso sobre todo en cine, pero también literatura) y la cantidad de relatos desconocidos parecidos que aún tenemos en nuestro país, sin rostro ni voz.


solterona

Solterona – Kate Bolick

Uno de mis libros favoritos del año. Y seguramente, uno de los que más lejos se queda de la perfección. Para empezar, supongo que habrá quien no pueda salir de su título, no es un libro sobre solteronas. Kate Bolick no se ajusta al estereotipo de solterona (si es que se ajusta alguien). Sus heroínas literarias tampoco lo son. Este libro trata sobre la construcción de su vida, un proceso de crecimiento algo caótico y tremendamente individual. Sí, la estructura es un poco fallida, ciertas comparaciones y paralelismos están cogidos con pinzas, salta de un tema a otro porque le da la gana, aunque intenta proporcionar una excusa de hilo conductor para luego irse por las ramas a la mínima. Por todo esto me encanta. Kate y yo hemos enganchado no tanto por experiencias, aunque de vivencias muy distintas hemos acabamos llegando a conclusiones similares, sino por algo que debe ser parecido al funcionamiento nuestros procesos mentales, o más bien, enredos mentales. Me he divertido muchísimo, me he sentido involucrada en todos sus líos (incluso la he contestado en voz alta en algún momento, he de confesar), me han parecido muy interesantes reflexiones (dispares, parciales e inconclusas, pero muy interesantes) sobre soltería y capitalismo, el gueto rosa, interiorismo, como nos autoboicoteamos, o juzgamos y somos juzgados por unas estructuras de poder tan antinaturales como aceptadas con toda la naturalidad del mundo, y sobre todo, como vivimos en nuestras cabezas, con la asistencia de lo que leemos. He visto bastantes reseñas negativas sobre este libro y las entiendo (aunque me temo que son una mezcla de proyección de experiencias y expectativas no cumplidas. Además, si es un libro sobre su propia vida, pues es un pelín narcisista desde su concepción, ¿no?). Leedlo y juzgar por vosotros mismos, porque sé que habrá disparidad de opiniones.

Resumen de lecturas veraniegas

Tras no pocos incidentes y diversas aventuras a la hora de decidir cómo ofreceros este resumen, al final aquí estoy con el formato tradicional. Por una parte, me gusta ver y leer este tipo de recopilaciones, ya que se ven muchas lecturas distintas de un vistazo pero con un mínimo de contenido, impresiones, etc. Sin embargo, me cuesta un montón hacerlas. Me parecen un poco aburridas y tampoco sé cómo enfocarlas para que os resulten atractivas (se agradecerán sugerencias). Por lo demás ya os imagináis lo que viene ahora, ¿verdad? Ordenadas de menos a más recomendables (por supuesto, en mi modesta opinión), estas son mis lecturas veraniegas.

1
3

Primer amor, de Iván Trguénev, es una novela corta en la que un adolescente burgués se enamora de su nueva vecina, una princesa de una familia en graves apuros económicos. Obviamente ella es bellísima, muy especial y juega con todos los hombres que le rodean. Me ha parecido bastante previsible, estas historias de amor idealizado me aportan muy poco, aunque está realmente bien escrita. En su contra también ha contado la engorrosa maquetación del texto en esta edición.

Gigi, de Colette, (que recordaréis de la entrada sobre mujeres y seudónimos masculinos) es otra novela corta, en este caso creo que con menos pretensiones y que he disfrutado un poco más gracias a su sentido del humor. Un retrato irónico sobre la educación de las jóvenes, que se resume en: atrevida coqueta busca galán perfecto para matrimonio soñado.

Departamento de especulaciones, de Jenny Offill, es un libro que me ha gustado aunque esperaba más. Se trata de la historia de un matrimonio contada por la mujer, que hace una narración muy fragmentada de su experiencia a través de momentos cotidianos puntuales y un mogollón de alusiones de todo tipo. Cuando este fragmento engancha con la experiencia o sensibilidad del lector, genial, pero cuando no lo hace, parece absurdo, superficial o incluso pretencioso. A mí me ha gustado, pero estaré encantada de leer otras opiniones.

Las chicas, de Emma Cline, recién salidas del horno de la rentrée (yo lo leí antes en inglés, no puedo opinar ni la traducción ni la edición). Para mí una decepción, pero tal vez porque tenía las expectativas demasiado altas. El hecho histórico que recoge junto a todo lo que rodea a este en la California de los sesenta daba para muchísimo más. Personajes tirando a planos. La organización de la trama en dos líneas temporales no me ha convencido, parece que ha querido casi unir dos libros con dos intenciones distintas. Lo mejor es como refleja parte de la experiencia de las mujeres en la adolescencia.

Los pazos de Ulloa, de Emilia Pardo Bazán, me ha dejado el regusto agridulce de terminar en el momento más interesante (ay, yo que lo veía venir, me frotaba las manos con el salseo y cuando obviamente llega, se acaba. Muy mal, doña Emilia). Es la primera parte de un díptico que continúa con La madre naturaleza, en el que explora la burguesía rural gallega de la época. Me ha gustado por la pedazo de mala baba de la autora, una grande describiendo y creando personajes. Eso sí, novela cien por cien naturalista, así que se puede hacer un poco pesada.

hu

Ms Marvel, los últimos días (vol. 3), G. Willow Wilson, Adrian Alphona, James Robinson y Chris Samnee. Nos situamos en el evento de las Secret Wars y cómo estas afectan a Kamala, la adolescente enmascarada que vela por Nueva Jersey, porque ser solo una adolescente es aburrido. Me encanta este cómic, adoro a su protagonista y no tengo más que decir excepto recomendarlo encarecidamente.

Hurra, de Ben Brooks, es una novela que aunque lejos de perfecta, me ha encantado, aunque sea porque ha provocado en mí todo tipo de sentimientos mientras la leía. Aquí tenéis una entrada un poquito más elaborada sobre mis impresiones, pero no es tanto sobre la novela como sobre mi propia experiencia (que es sobre lo que realmente me gusta hablar, el libro ya está ahí para el resto).

Mujeres excelentes, de Barbara Pym, es mi ojito derecho de esta selección (#FiebrePym). Ya conocéis todas mis debilidades british, lo que disfruto leyendo cosas de esa época, y sobre todo, historias de mujeres. Solo os pido que le deis una oportunidad, aquí tenéis el resto de mis impresiones.


5

Estoy muy satisfecha con los resultados del #Tochogate2016. No solo ha sido el gran fenómeno del verano (de acuerdo, acepto Stranger Things como alternativa) sino que encima los dos tochos que he leído (y medio de otro, más los capítulos Pickwick) me han encantado. Así que les he dedicado entradas con extensión a juego con el reto, no podía ser menos. Aquí tenéis el post sobre Relojes de hueso (si eres nuevo por estos lares, bienvenido, y me encanta David Mitchell. Aquí y aquí tienes aún más sobre nuestro amor) y aquí la reseña de Breve historia de siete asesinatos, de Marlon James. Creo que es un libro fascinante, de lo mejor que he leído este año.

senora

Y sorpresa en la despedida. Ayer mismo terminé La señora Dalloway, de Virginia Woolf, y creo que es uno de los mejores libros que he leído en mi vida. Aún estoy reposándolo, y sé que necesitaría una relectura para poder formar bien mi opinión. Más que leerlo, he sido arrastrada por una corriente de mareas y flores que pasa de un personaje a otro, entrando en todos sus rincones ocultos, pero quisiera haber podido pensar más en cada uno de los sentimientos que explora. Tal vez vuelva en el futuro a hablar de ella.

Ahora sí que me despido, pero antes, me gustaría saber cuáles han sido vuestras lecturas favoritas del verano, y si habéis participado en El Glorioso Tochogate, ¿qué tal la experiencia?

Resumen enero

Qué mal se me dan estos resúmenes. Es algo superior a mí, siempre me alargo una barbaridad o me dejo algún libro que no encuentro, o no lo tengo para la foto, o vaya a saber usted qué pequeño horror bloguero me espera. De ahí la triste inconsistencia con la que los publico. Pero este mes he leído unos cuantos libros de los que me apetecía hablar, ya que me han gustado pero no lo suficiente como para reseñarlos (o que no tengo mucho que aportar). Además, me gusta suponer que estáis interesados en ver que voy leyendo, por lo que aquí lo tenéis.

Una y otra vez, Kate Atkinsonuna y otra

Un thriller donde he disfrutado bastante con la atmósfera lúgubre y pesimista que le acompaña en muchos momentos, pero que desaprovecha muchas de las oportunidades que su premisa le podría brindar. La idea es muy atractiva, pero su desarrollo un pelín tramposo y encima, se queda a medio gas. Pero un libro interesante, a pesar de sus problemillas.

♦♦♦

Jamaica Inn, Daphne Du Maurierjamaica

Otro misterio de ambientación potente, pero con un desarrollo poco sorprendente. Se trata de una novela gótica que se lee de forma compulsiva, pero queda lejos de la calidad de otras historias que se desarrollan en esos páramos. Aún así, me lo pasé bien entre sus páginas, por típica que me pareciera la historia.

♦♦♦

Seguir leyendo “Resumen enero”