Rojo y gris. Cuentos completos I

rojo y gris

Con esta entrada, continúo mi camino con Luisa Carnés, autora que como muchos de vosotros descubrí con la estupenda novela Tea Rooms, y que ahora está más que consolidada como una de mis escritoras nacionales favoritas. Rojo y gris es la primera parte de la colección con sus cuentos completos editada por Renacimiento, editorial que amablemente me ha enviado este ejemplar para reseñar. Rojo y gris es la primera mitad que se completa con Donde brotó el laurel, y recoge los relatos que la autora madrileña escribió en su juventud, antes de su exilio forzado a México tras la Guerra Civil. Me interesaba especialmente esta parte de su obra, deseosa en profundizar sobre la etapa en la que también escribió Tea Rooms. Quería conocer más sobre su producción literaria en ese momento, ya que como muchos sabréis, esa novela tiene un punto autobiográfico que va de la mano de su voluntad de examinar y sacar a la luz la realidad social de las clases trabajadoras (especialmente las mujeres).

Seguir leyendo “Rojo y gris. Cuentos completos I”

Anuncios

Las hermanas Makioka

Las hermanas Makioka es una novela que he disfrutado mucho y creo que puede ser un buen punto de entrada a la literatura nipona clásica para muchos de los que me seguís. Yo estoy en el nivel principiante y me ha encantado. Engancha en su forma y en algunos de sus temas con clásicos occidentales que muchos ya conocemos. Pero también ofrece un retrato muy interesante de una alta sociedad japonesa a punto de desaparecer en las primeras décadas del siglo pasado, y lo hace a través de las cuatro fascinantes hermanas que dan título a la obra. Conozcamos un poco más sobre ellas.

De Las hermanas Makioka había oído que se parece a Mujercitas, o que es como leer a Jane Austen pero en la década de los treinta en Osaka. Y ambas comparaciones creo que se sostienen, aunque Tanizaki es famoso por otras preocupaciones, como el estudio de la sexualidad y su poder destructivo (algo que explora con la pequeña de las hermanas, Taeko). Mientras avanzaba años y años con ellas, como buena austenita, seguía teniendo a mi Jane en la mente, y me daba cuenta de que la clase no era realmente el tema principal, sino el paso del tiempo. Ese inexorable avance del tiempo hacía que la que antes era una de las familias más esplendorosas de Osaka hubiera quedado con algunas de sus componentes totalmente ancladas en el pasado (Yukiko), otras atrapadas en el presente a pesar de ver claro su futuro (Taeko), con una supuesta cabeza de familia que no puede quedarse más fuera de la foto (Tsuruko) y por último la hermana puente, la que lucha por unir y entender a sus hermanas con más o menos suerte (Sachiko, mi favorita). A pesar de sus diferencias, me ha gustado muchísimo leer la relación entre las cuatro. Cuánto se quieren estas cuatro mujeres. En el fondo, lo son todo las unas para las otras.

Seguir leyendo “Las hermanas Makioka”

Orlando

virginia woolf orlando

«¿Vida? ¿Literatura? ¿Convertir lo uno en lo otro? ¡Monstruosa dificultad!»

Supongo que muchos de los que me leéis estaréis familiarizados con la premisa de Orlando (Virginia Woolf, 1928. La traducción de esta edición de Alianza es de María Luisa Balseiro). A pesar de todo lo que había oído sobre este libro, me ha sorprendido mucho. La tan analizada androginia que aquí estudia Woolf es solo una faceta de la novela. La androginia es un tema que ya había comenzado a explorar en la última parte de Una habitación propia, como otras ideas que esta historia comparte con su celebrado ensayo: la cuestión de la propiedad y la imposibilidad de heredar de las mujeres (hecho del que nace esta novela cuando su amada Vita Sackville-West perdió su casa), o las limitaciones de las construcciones de género, tanto en comportamientos como en la simple restricción física que supone la vestimenta, más allá de cuestiones identitarias. Woolf tiene una fama bien ganada de ser una escritora que desafía al lector tanto en fondo como forma, y aquí está toda su complejidad, pero en el seno de una historia juguetona con un tono seductor que puede despistar acerca de su profundidad a la vez que atrapa al lector.

Seguir leyendo “Orlando”

Manual para mujeres de la limpieza

a manual for cleaning woman

Lucia Berlin dice a través de uno de sus muchos álter ego que puede que exagere, que mezcle ficción y realidad, pero nunca miente. Creo que es la mejor forma de definir esta colección de relatos y lo que me ha parecido la esencia de su escritura. Es una de las autoras que más se ha acercado a ofrecer un pedacito de verdad, por mucho que esta lectora se haya recordado que debe guardar las distancias suficientes para no dejarse llevar por el supuesto realismo que la voz narrativa parece otorgar. Precauciones o no, Berlin gana. Pocas veces he terminado un libro con la sensación de conocer tan bien a su autora. Hay algo muy auténtico, genuino en él. Demuestra la cantidad de recovecos de la realidad a los que la ficción puede llegar.

Tal vez también sea posible que como hasta hace poco era una total desconocida para el gran público, no tenía ideas preconcebidas sobre qué me iba a encontrar. Por ello, tampoco quiero analizar mucho más, solo animaros a leerla. Incluso creo que funcionará con los más reacios a los relatos, ya que en conjunto acaban ofreciendo una gran historia que lo mismo son multitud de cuentos con sus personajes, como es un único relato de una sola protagonista (me ha parecido también excelente la cuidada selección y el orden con el que aparecen las piezas en esta colección). Pero no puedo dejar de mencionar como Berlin hace de cualquier espacio cotidiano el escenario para una vida exprimida al máximo, la genuina conexión y cariño que demuestra por personas marginadas y sus historias, y el vibrante ritmo de sus relatos, sobre todo en los últimos. Nunca mentía, y escribía realmente bien.

Extracto del relato Homing, de Lucia Berlin