Pequeña guía de cine clásico (VIII). Especial verano: mujeres

En esta edición veraniega de La pequeña guía de cine clásico, me gustaría ofreceros un fresco menú de sugerencias cinematográficas. Pero también quisiera hablar un poco de la historia de las olvidadas en cualquier historia. Muchas mujeres trabajaron escribiendo los ingeniosos diálogos que caracterizan la época, exploraron nuevas formas de lenguaje cinematográfico desde sus salas de montaje o colaboraron estrechamente con otros autores, y sin embargo, parece que nunca estuvieron ahí.

En esta sección sabéis que normalmente abarco de los años 30 hasta los sesenta, aunque en este caso es necesario un pequeño apunte anterior. En el nacimiento de la industria cinematográfica hollywoodiense, hubo más mujeres trabajando en todos sus niveles que en cualquier otra época (y esto es antes de que se consiguiera el derecho al voto). Es más, había más mujeres trabajando detrás de las cámaras que en la actualidad. Directoras como Alice Guy-Blaché o Lois Weber son pioneras fundamentales para el cine norteamericano, y esto es algo que pasaba en otras industrias como la alemana o la soviética. Sin embargo, poco encontraréis sobre ellas en multitud de manuales de historia del cine (os prometo que he revisado bien mis apuntes). En la época que nos ocupa, y ya con el cine afianzado como un gran negocio multimillonario, las mujeres fueron relegadas a posiciones de menos poder y responsabilidad, a pesar de haber dirigido taquillazos, como hizo Weber. Las únicas directoras que encontraréis son Ida Lupino y Dorothy Arzner. Aun así, allí estaban; y quisiera hablaros de más profesionales que dejaron su huella. Seguramente ya conozcáis algunos nombres como Anita Loos, pero espero que encontréis alguna propuesta que os interese y todos aprendamos algo nuevo.

Seguir leyendo “Pequeña guía de cine clásico (VIII). Especial verano: mujeres”

Anuncios

Rojo y gris. Cuentos completos I

rojo y gris

Con esta entrada, continúo mi camino con Luisa Carnés, autora que como muchos de vosotros descubrí con la estupenda novela Tea Rooms, y que ahora está más que consolidada como una de mis escritoras nacionales favoritas. Rojo y gris es la primera parte de la colección con sus cuentos completos editada por Renacimiento, editorial que amablemente me ha enviado este ejemplar para reseñar. Rojo y gris es la primera mitad que se completa con Donde brotó el laurel, y recoge los relatos que la autora madrileña escribió en su juventud, antes de su exilio forzado a México tras la Guerra Civil. Me interesaba especialmente esta parte de su obra, deseosa en profundizar sobre la etapa en la que también escribió Tea Rooms. Quería conocer más sobre su producción literaria en ese momento, ya que como muchos sabréis, esa novela tiene un punto autobiográfico que va de la mano de su voluntad de examinar y sacar a la luz la realidad social de las clases trabajadoras (especialmente las mujeres).

Seguir leyendo “Rojo y gris. Cuentos completos I”

Las hermanas Makioka

Las hermanas Makioka es una novela que he disfrutado mucho y creo que puede ser un buen punto de entrada a la literatura nipona clásica para muchos de los que me seguís. Yo estoy en el nivel principiante y me ha encantado. Engancha en su forma y en algunos de sus temas con clásicos occidentales que muchos ya conocemos. Pero también ofrece un retrato muy interesante de una alta sociedad japonesa a punto de desaparecer en las primeras décadas del siglo pasado, y lo hace a través de las cuatro fascinantes hermanas que dan título a la obra. Conozcamos un poco más sobre ellas.

De Las hermanas Makioka había oído que se parece a Mujercitas, o que es como leer a Jane Austen pero en la década de los treinta en Osaka. Y ambas comparaciones creo que se sostienen, aunque Tanizaki es famoso por otras preocupaciones, como el estudio de la sexualidad y su poder destructivo (algo que explora con la pequeña de las hermanas, Taeko). Mientras avanzaba años y años con ellas, como buena austenita, seguía teniendo a mi Jane en la mente, y me daba cuenta de que la clase no era realmente el tema principal, sino el paso del tiempo. Ese inexorable avance del tiempo hacía que la que antes era una de las familias más esplendorosas de Osaka hubiera quedado con algunas de sus componentes totalmente ancladas en el pasado (Yukiko), otras atrapadas en el presente a pesar de ver claro su futuro (Taeko), con una supuesta cabeza de familia que no puede quedarse más fuera de la foto (Tsuruko) y por último la hermana puente, la que lucha por unir y entender a sus hermanas con más o menos suerte (Sachiko, mi favorita). A pesar de sus diferencias, me ha gustado muchísimo leer la relación entre las cuatro. Cuánto se quieren estas cuatro mujeres. En el fondo, lo son todo las unas para las otras.

Seguir leyendo “Las hermanas Makioka”

Lo que he estado leyendo

Aunque no haya escrito desde hace un tiempo, y como no podía ser de otra forma, he seguido leyendo. Mi intención siempre ha sido la de hacer de esta bitácora un lugar en el que anotar mis ideas sobre mis lecturas, de forma que registrara y compartiera mis impresiones. Me encanta escribir sobre lo que leo (creo que de alguna forma finaliza la lectura) y también puedo disfrutar de la conversación con todos vosotros. El problema es que no tengo mucho tiempo, y entre dedicar esos momentos a leer o a escribir entradas, pues me he tenido que quedar con leer.

Seguir leyendo “Lo que he estado leyendo”