Mariana (Adopta una autora: Monica Dickens)

En la segunda entrega del proyecto Adopta una autora os hablo de la novela que me hizo elegir a Monica Dickens como mi adoptada. He leído muchas novelas de iniciación y en un gran porcentaje historias de época escritas por mujeres sobre mujeres (estoy pensando en obras como El castillo soñado, Un árbol crece en Brooklyn o Invitación al baile). Mariana estaría sin duda entre mis favoritas. Creo que son varias las razones: sus personajes, su sentido del humor, la nostalgia que desprenden sus páginas, el estilo de una autora que cada vez me recuerda más a Daphne du Maurier, más uno de los romances más bonitos que he leído (y eso que no soy para nada una lectora de romántica) y la forma en la que captura unos instantes muy concretos, esos pequeños momentos en los que uno crece sin darse cuenta. En la página web de Persephone, la editorial que rescató este libro, la describen como «a “hot-water bottle” novel». Quién no necesita una lectura así en estos días. Tras esta breve introducción, veamos en más profundidad qué podemos encontrar en Mariana.

mariana monica dickens

En la entrada anterior habíamos empezado a conocer a Monica Dickens, y os recomiendo que leáis primero ese post si no lo hicisteis en su momento y luego volváis aquí, porque Monica y Mary, nuestra protagonista de hoy, van de la mano. Este libro, la primera novela de Dickens, tiene un importante componente autobiográfico. Monica la escribió tras el éxito de su primera obra publicada, One Pair of Hands, que la convirtió en un fenómeno de ventas con 24 años. Tras esta inesperada celebridad alquiló un piso en Mayfair, y con una máquina de escribir de segunda mano y ese inquieto espíritu independiente que ya había demostrado, decidió ponerse manos a la obra y trabajarse un nuevo oficio en las letras, volcándose en una historia basada en su propia infancia y adolescencia. Pero no olvidemos la fecha. Estamos en el año 1940 y Gran Bretaña empieza a sentir en su capital la destrucción de la Segunda Guerra Mundial, sobre todo a partir de septiembre con el bombardeo constante que fue el Blitz sobre Londres (sobre esos días, si me permitís un inciso, os recomiendo Una y otra vez de Kate Atkinson).

Seguir leyendo “Mariana (Adopta una autora: Monica Dickens)”

Una conversación con Margaret Atwood

La pasada semana, Margaret Atwood visitó brevemente Madrid por motivo de su nombramiento como Doctora Honoris Causa por la Universidad Autónoma de Madrid. La tarde anterior a la ceremonia se organizó una pequeña charla con la autora canadiense en el Círculo de Bellas Artes, a la que tuve la suerte de poder asistir. Se trató de una conversación de hora y media con Fernando Galván, rector de la Universidad de Alcalá, moderada por Pilar Somacarrena, profesora de Filología Inglesa de la Universidad Autónoma y además, traductora de la poesía de Atwood.

No me voy a detenerme en más detalles sobre la autora, ni su extensa obra o su biografía. Sé que los habituales del blog la queréis tanto como yo, pero si aún no estáis familiarizados con ella, os ruego que corráis a vuestra biblioteca más cercana (seguramente tengáis allí más suerte que en una librería, ya que muchos de sus libros están tristemente descatalogados) y le pongáis solución.

***

La charla comenzó con una pregunta sobre el peso de la naturaleza y la ecología en la obra de la autora, y en concreto, en libros como la novela Resurgir o la colección de relatos Wilderness Tips, que exploran el deterioro del Canadá más pastoral en grandes núcleos urbanos colapsados. Atwood opina que ella puede contribuir a esta agenda ecológica con una doble visión: la de una escritora y la de una científica, ya que pudo haber sido bióloga si hubiera continuado con la senda familiar. Este doble acercamiento es lo que cree que ha hecho posible que obras como El cuento de la criada o la trilogía MaddAddam hayan predicho problemas del futuro. Recalcó que vivimos un momento en el cual todos esos vaticinios son ya una realidad. Por otra parte, aseguró que todo lo que tiene vida está ligado a de una forma u otra a la naturaleza, y que esta influye necesariamente en nuestra existencia, lo sepamos o no.

Seguir leyendo “Una conversación con Margaret Atwood”

El unicornio

el unicornio iris murdoch


«Marian había leído sobre los grandes acantilados de arenisca negra. Bajo la luz brumosa parecían más bien marrones, y la serie de inmensos contrafuertes se prolongaba hasta donde alcanzaba la vista, estriados, perpendiculares al mar, inmensamente elevados, descendiendo en picado hasta sumergirse en el agua hirviente y blanca. Era el mar lo que parecía negro, entremezclado con la espuma como tinta con nata.»

El unicornio, de Iris Murdoch, es un libro escurridizo. La historia es engañosa, los personajes no son lo que parecen, la intención del libro y sus temas principales no se muestran de forma abierta al lector. Se pude leer como una novela gótica, una historia que se aprovecha de las convenciones del género o hasta como una parodia. Lo que es seguro es que se trata de una de esas novelas que me hacen plantearme cómo leo yo, en vez de pensar sobre lo que tengo entre manos a través de sus páginas. Los lectores somos siempre una parte activa del proceso, asignamos roles dentro de la historia que en ocasiones encajan con lo que nos encontramos. Pero en otras, la autora va muy por delante, anticipando qué estamos pensando y cómo nos ha conducido hasta allí, para finalmente mostrarnos nuestros erróneas presunciones y, lo más divertido, hacernos reflexionar sobre por qué hemos caído.

Seguir leyendo “El unicornio”

Resumen: enero y febrero 2017

Hola, desconocidos. No, no os había abandonado. He estado muy ocupada afrontando el primer pico de locura estudiantil de este año (aunque me temo que los Alpes aún están por llegar), pero ya lo he superado y parece que voy a poder volver a la rutina. Eso significa leer y hablaros de ello. Vuelvo a la actividad con una puesta a punto fotográfica más algunas notas sobre estos dos primeros meses del año. ¡Disculpadme si estoy un poco oxidada!


I. 

constelacion

Se me escapó la reseña de esta pequeña joya, pero no quería volver a la actividad sin hablaros de Una constelación de fenómenos vitales, de Anthony Marra. Es un libro bello y desgarrador que nos habla de una Chechenia destrozada por las guerras partiendo del año 1994. Su título que refleja a la perfección tanto su estructura como la dimensión de las historias que cuenta. Combina delicadeza y brutalidad con un resultado excelente. En Generación Reader podéis leer una reseña con la que conocer en más profundidad esta novela.


II.

lecturas

Estas han sido mis lecturas durante estos meses, junto a alguna relectura para clase. Destaco El unicornio de Iris Murdoch, que me ha parecido un libro muy interesante y Correr de Jean Echenoz, que me ha encantado. De la primera novela prepararé una reseña corta en los próximos días, y sobre Echenoz planteo hacer una entrada cuando lea más de sus libros, porque los quiero todos. Su estilo como escritor es mi estilo como lectora.


III. 

shirley-jackson

Esta es mi lectura actual, de la que he finiquitado unos dos tercios de los relatos que aparecen. Me lo estoy pasando genial. Sus personajes me parecen divertidísimos, sobre todo su siniestra colección de señoras diabólicas. De mayor quiero ser como ellas. Bastante creepy y delicioso.


IV.

tbr

Y estos son los libros que me estaban esperando (debería añadir a la pila alguno más para clase, pero ya pensaremos en ello otro día). Podéis encontrar entre los elegidos a una vieja conocida del blog con la que tuve el gusto de encontrarme por casualidad en la biblioteca. No tuve tanta suerte con Octavia E. Butler, a la que busco por todos lados y no hay forma de localizar.

***

Más novedades en los próximos días.

the love witch

Os debo la entrada de El unicornio, una reseña de Mariana de Monica Dickens para continuar con el proyecto Adopta una autora y espero continuar con la Pequeña guía de cine clásico (se aceptan sugerencia de géneros o películas). Y vosotros, ¿cómo habéis empezado el año? ¿Qué planes tenéis para estos días? Yo pienso disfrutar de té y tarta hasta que reviente.