Resumen anual 2017: no ficción (Especial navideño)

Hoy llegamos a la última entrada de este Especial navideño. No quería despedirme de todos vosotros sin mencionar algunas de las obras de no ficción que he disfrutado este año. De momento, he leído siete de estos libros, a los que al final de año habrá que sumarle otro que tengo en la mesilla. Como os decía con los relatos, poco a poco voy saliendo del monopolio que las novelas tenían sobre mi tiempo lector, y estoy aprendiendo y disfrutando un montón. Y es que cuanto más lees de algo, de lo que sea, más fácil es encontrar nuevas propuestas y nuevos intereses. Así que hoy voy a intentar abriros el apetito con estos tres libros.


Ladronas victorianas. Cleptomanía y género en el origen de los grandes almacenes

Nacho Moreno Segarra. Antipersona.

Creo que no me lo he pasado tan bien con ningún otro libro este año. El título revela de forma más que evidente de qué va. Y aún así y a pesar de su brevedad y lo pequeña y muy monérrima que es la edición, hay mucho más entre sus páginas. Nos habla no solo de estas cleptómanas y el cambio que supuso en la esfera pública la aparición de la mujer como consumidora, sino también de escaparatismo, acoso en las calles, condiciones laborales o el imposible equilibrio entre la lucha sufragista y los intereses comerciales; temas que son relevantes hoy en día. Muchas y muchos, que habréis trabajado como yo en grandes cadenas comerciales, os descubriréis sorprendentemente identificadas con ciertos temas (la lucha por una silla en la que sentarse cinco minutos viene de lejos). Mis partes favoritas son las que nos hablan de la «ginecología ficción»: la forma en que las autoridades sanitarias, cien por cien patriarcales y nada saludables, han encontrado todo tipo de desórdenes nerviosos para diagnosticar, y por lo tanto controlar, cualquier actitud que consideraran poco «apropiada» para señoritas. Sabemos que la regla es lo peor, pero hasta ahora no conocía ese síndrome cleptomaníaco menstrual tan de moda en el s. XIX.

Aquí podéis escuchar el reciente episodio del podcast Sangre fucsia, en el que hablan con Moreno del libro.

Como os decía, el libro está lleno de todo tipo de datos interesantes, pero además en divertidísimo, la edición es muy cuca, tiene tamaño perfecto, un montón de fotos y está genial de precio. De la editorial independiente Antipersona también he leído el fanzine Mujeres en la hoguera. La caza de brujas, el cercamiento de tierras y la aparición del capitalismo en Europa, que igualmente os recomiendo.


The Argonauts

Maggie Nelson. Melvin House

Este es un libro con el que llevo batallando medio año para escribir una reseña, y he decidido aceptar mi derrota y ofreceros aquí unas breves impresiones junto a mi recomendación. Es una lectura que me supuso un desafío, tanto en lo formal como por su contenido, a sumar a las sensaciones que despertó en mí.

En The Argonauts, Maggie Nelson nos ofrece una serie de reflexiones sobre la identidad, el cuerpo, la maternidad, el sexo, la familia o la muerte. El aparente eje central del libro es su embarazo y el proceso de transición de su pareja, Harry Dogde, que ocurrieron de forma simultánea. Pero se trata de una colección de ideas que desafían cualquier reducción que pudiera intentar hacer para ofreceros una sinopsis. La lectura de esta obra me parece también difícil de categorizar. Es estimulante y es incomoda por la honestidad de la que habla de sí misma y los demás (hurga en momentos ajenos muy íntimos de forma que no sabía si yo era un parásito o una lectora). Y es irregular. A veces es brillante, pero otras ocasiones, creo que ofrece detalles intrascendentes. Aún así, merece la solo por esos momentos más deslumbrantes.

En lo formal, es un texto muy fragmentado, estructurado de forma muy libre mediante una serie de reflexiones que pueden guardar más o menos relación entre sí. La narración es un flujo sin apenas límites. El lenguaje es muy académico y no precisamente accesible en sus referencias. Es un estilo que es muy de mi gusto, y aún así, reconozco el desafío que me supuso y el tiempo que le tuve que dedicar.

Aquí os dejo algunos de mis pasajes favoritos (la cursiva es de Nelson) para que tengáis una pequeña muestra de lo que os vais a encontrar. De momento no está traducida.

«[…] Words are good enough.

»It is idle to fault a net for having holes, my enciclopedia notes.

»[…] Before long I learned that you have spent a lifetime equally devoted to the conviction that words are not good enough. Not only not good enough, but corrosive to all that is good, all that is real, all that is flow. We argued and argued on this account, full of fever, not malice. Once we named something, you said, we can never see it the same way again. All that is unnamable falls away, gets lost, is murdered.»


«We bantered good-naturedly, yet somehow allowed ourselves to get poralized into a needless binary. That’s what we both hate about fiction, or at least crappy fiction -it purports to provide occasions for thinking through complex issues, but really it has predetermined the positions, stuffed a narrative full of false choices, and hooked you on them, rendering you less able to see out, to get out.»


«I am interesed in offering up my experience and performinig my particular manner of thinking, for whatever they are worth. I would also like to cop easily to my abundant privilege -except that the notion of privilege as something to which one could “easily cop” as in “cop to once and be done with” is ridiculous. Privilege saturates, privilege structures


«But basking in the punk allure of “no future” won’t suffice, either, as if all that’s left for us to do is sit back and watch while the gratuitously wealthy and greedy shred our economy and our climite and our planet, crowing all the while about how lucky the jealous roaches are to get the crumbs that fall from their banquet. Fuck them, I say.»


Y ahora… ¿tienen un momento para que les hable de nuestra señora y salvadora, quiero decir, mi adoptada, Monica Dickens?

One Pair of Hands

Monica Dickens. Ebury.

La verdad es que no tengo nada nuevo que deciros que no haya escrito en esta bitácora ya. Si aún no la conocéis, dedicad un rato a leer sobre ella. Su vida merece la pena. Y si tras acercaros a ella tenéis aún más curiosidad por conocer sus aventuras de primera mano (imposible que no sea así), os recomiendo su primer libro de memorias, One Pair of Hands, del que tenéis aquí otra entrada. Algún día la #MonicaMania será real, ¡así que preparaos para ella!


Y con mi Monty, pongo fin al Especial navideño. Espero que os ayuda gustado este nuevo formato de apelotonar todas las entradas y que no os haya aturdido mucho. Yo de momento he disfrutado muchos haciéndolas y espero que vosotros lo hagáis cuando me leáis (os escribo desde el pasado). Que tengáis felices fiestas y no se os haga demasiado mortal toda la fanfarria navideña. ¡Nos leemos!

Anuncios

Un comentario en “Resumen anual 2017: no ficción (Especial navideño)

  1. Ha sido una semana la mar de entretenida con tu Especial navideño, personalmente echaba de menos tus entradas, así que estos días intensivos de shecanread los he disfrutado como una enana! 😀
    De Monica no te digo nada porque ya estoy con ella en modo fiebre, la #MonicaMania ha llegado para quedarse (sigo buscando más hashtags).
    A los de Antipersona los conocí por las redes precisamente por el de Mujeres en la hoguera. Detrás de Ladronas Victorianas, llevo un tiempo, en un principio se lo quería regalar a mi hermana, porque le rechiflan este tipo de libros, pero seamos sinceras, lo quiero yo! jajajaj así que estas reinas magas cae fijo. Me encanta la edición y lo asequible que es la verdad.
    Y ayyyy Maggie! yo tenía su libro Red Parts porque trataba sobre el asesinato de su tía, y como reabren el caso años después (ya sabes, defecto profesional), el caso es que cuando vi The Argonauts, en varios blogs ingleses, me llamó un montón, y me lo cogí…pero vamos voy lenta (por cierto el primer párrafo del comienzo me dejó loca), entre que hacer tiempo que no leo en inglés y demás, creo que no es un libro fácil, así que bueno pasito a pasito.
    ¡Felices fiestas Cris! Por un 2018 lleno de cine clásico, descubrimientos musicales y libros geniales 😀
    ¡Muchos besotes!

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.