Pequeña guía de cine clásico (VII): Especial navideño

Bienvenidos a una nueva entrega de la Pequeña guía de cine clásico (y ya van siete, teniendo el honor de ser la única sección con un mínimo de continuidad en esta desorganizada bitácora). Como no podía ser de otra forma, hoy os ofrezco una versión navideña, un menú lleno de alternativas para todos los gustos. Os aseguro que hay vida más allá de Qué bello es vivir. Así que aquí van seis geniales propuestas, ordenadas cronológicamente, que conforman una estupenda postal navideña.

Vivir para gozar (Holiday, George Cukor, 1938)

Empezamos por uno de los géneros más representativos de la edad dorada hollywoodiense: las comedias de enredos o screwball comedies. Dos grandes estrellas se enzarzan en una gran batalla dialéctica, bordeando lo absurdo y delirante, mientras escenifican una guerra de sexos y conflictos de clase, todo en lujosos escenarios lejos de la Gran Depresión y buscando burlar el recién implantado código Hays de censura (aquí tenéis una entrada sobre el género y Bola de fuego).

En esta película, Cary Grant es un joven de origen humilde y futuro brillante, recién comprometido con la hija de importante banquero. Por estas fiestas navideñas conocerá a su nueva familia política, que pondrá sus convicciones y anhelos en riesgo, pero también encontrará en su cuñada una inesperada aliada, o incluso algo más. Esta cuñada es Katharine Hepburn, quien llevó a la pantalla multitud de mujeres llenas de energía y confianza que confrontaban roles pasivos impuestos por la sociedad. Esto es algo que también es típico de la screwball, donde no pocas mujeres brillaron como guionistas, como por ejemplo Anita Loos, Viña Delmar o Hagar Wilde. Es una película muy divertida, con secundarios entrañables (¡Edward Everett Horton!) y no poca crítica social. Y tiene lugar en Año Nuevo en vez de en los días de Navidad propiamente dichos, algo que me encanta. No podéis fallar con estos protagonistas.


El bazar de las sorpresas (The Shop Around the Corner, Ernst Lubitsch, 1940)

Para los indecisos que me leen que solo quieren tener una opción: ved esta.

De la alta sociedad neoyorquina viajamos hasta una pequeña tienda en Budapest en plena campaña de Navidad. Dos dependientes que no se soportan acaban liados en una historia de amor por correspondencia a través de los anuncios clasificados de un periódico. Si os suena esta premisa, es porque Tienes un email es un remake de esta historia. Lubistch era famoso por el toque especial que le daba a sus comedias, un estilo irónico lleno de equivocaciones y dobles sentidos con no poca carga picante. Sin embargo, aquí la comedia se mezcla con el drama, descubriendo la realidad del día a día de los trabajadores de esta tienda y la Europa en guerra de la época. Los años cuarenta marcaron el fin de la screwball para dar paso a un tipo de comedia más de acuerdo con los tiempos de la Segunda Guerra Mundial. Estoy segura de que esta película os tocará el corazoncito.


Recuerdo de una noche (Remember the Night, Mitchell Leisen, 1940)

Y viniendo de Lubitsch llegamos a Preston Sturges, que reinó en la comedia de los 40, con un estilo que unía lo absurdo de la década anterior con un fondo naturalista y una conciencia social. Sin embargo, aquí aparece como el autor del guion de un auténtico dramón romántico navideño. La gran diva de mi corazón, La Stanwyck, es una ladrona que acaba pasando la Navidad con el fiscal encargado de su acusación, que incapaz de dejarla en señaladas fechas entre barrotes se la lleva a conocer a su madre. En el transcurso de las fiestas, descubrimos cómo ella llegó a ser la indolente criminal del comienzo de la película, pero también su enorme corazón y tristes circunstancias. Por supuesto, todos nos enamoramos de ella.

Dato curioso del día: Sturges era hijo de una multimillonaria, criado en Europa en la compañía de leyendas como Isadora Duncan y tuvo tiempo de inventar un pintalabios «a prueba de besos» antes de llegar a ser una de las figuras más relevantes del Hollywood clásico. Chico para todo.


Holiday Affair (Don Hartman, 1949)

Seguramente la más desconocida de las propuestas que os hago y es que tal vez no deje de ser otro drama romántico navideño del montón, pero cuenta con algo a lo que soy capaz de resistirme: Robert Mitchum. Pero no un Mitchum cualquiera, sino el Mitchum con chaqueta de hombreras gigantes en una producción B de la RKO en los 40. Parece ser que Howard Hughes le empaquetó el papel en la súpercampaña para rehabilitar su imagen tras pasar por la cárcel por posesión de marihuana. Así que es el Robert Mitchum en la versión más bollito de canela de toda su carrera. Pero no es el único que enamora aquí. Janet Leigh está encantadora como una espía comercial que trabaja para la competencia, y le acaba costando el trabajo a un Mitchum que vende trenes de juguete durante las Navidades. Por supuesto, ella es una viuda muy joven con un crío estupendo y un prometido no tan estupendo, y todo se complica para nuestro deleite. En su época fue un film que pasó desapercibido, pero ahora es una pequeña película de culto navideña, ligera y bien azucarada.


Solo el cielo lo sabe (All That Heavens Allow, Douglas Sirk, 1955)

De un fracaso en taquilla a otra película totalmente despreciada en su época, mientras que ahora su director está considerado uno de los más grandes maestros del cine clásico, influencia directa en Todd Haynes (Lejos del cielo la homenajea) o Wong Kar-wai. Douglas Sirk rueda en el Technicolor de mis sueños una película que, sí, puede ser vista como el típico melodrama de los cincuenta. Pero el típico melodrama de los cincuenta es una etiqueta que, en primer lugar, reivindico; y en segundo, esconde una película que habla de la soledad, el consumismo y materialismo, familias asfixiantes y amistades tóxicas, lo difícil que es vivir según tu propio código o no imponer este a los que más quieres, cuestiones de clase o hasta instancias de acoso sexual. Y, es más, si no fuera una película sobre una mujer de mediana edad con dificultades para encontrar su propio lugar en el mundo (encima dirigida principalmente a este público), pues podría haber gustado más o menos, pero nunca algo tan bello habría sido considerada una película menor.


Testigo de cargo (Witness for the Prosecution. Billy Wilder, 1957)

Y finalizamos el menú con la única de las propuestas que no transcurre en la Navidad. Pero es que Agatha Christie es también un clásico de estas fechas, todos los años se estrenan en esta época nuevas adaptaciones de su obra. Así que os traigo este divertidísimo courtroom drama, que espero que haga las delicias de los reticentes a las opciones más almibaradas. Esta película está plagada de personajes geniales, interpretados por un casting sublime (Charles Laughton, Tyrone Power, La Dietrich —a quien debo una entrada como mínimo—­ y una vieja conocida de la sección: ¡Elsa Lanchester!). No os cuento más porque en esta historia cada detalle importa y no os quiero destripar nada. Si no os fías de mí, os recuerdo que es de Billy Wilder. No puede ser mala.


Y hasta aquí hemos llegado en esta edición especial navideña.  No hay nada como estas fechas como para poner un poco de cine clásico en vuestras vidas. Así que os enlazo aquí la entrada del año pasado sobre el musical Cita en St. Louis y os emplazo a los comentarios para que me habléis de vuestras películas favoritas para estas fechas. Nos leemos.

Anuncios

6 comentarios en “Pequeña guía de cine clásico (VII): Especial navideño

  1. *Saca los TochoPompones ¡boogieeee! conga navideña*
    Bueno que ya tengo planazo cinéfilo para estas fiestas y encima cuelas una de mis películas favoritas EVER! “Testigo de cargo”, con mi queridísima Marlene y el actor favorito de mi abuela, Tyrone Power, son un básico de estas fechas. Y es que ¿quién se puede resistirse a los clásicos Agatha en Navidad?

    Si el año pasado disfruté de Judy Garland y me pasé gran parte de la Navidad cantando la cancioncita del tranvía jijijij este año espero tener flechazo con alguna de tus propuestas. “Vivir para gozar” y “El bazar de las sorpresas” eran dos que ya tenía en lista, las comedias de enredo siempre son un acierto y disfruto muchísimo con ellas, así que de esta semana no pasan estas dos. (De las actrices y actores no te digo nada porque son un casting maravilloso!)
    “Recuerdo de una noche”, la vi hace bastante y creo que merece un revisionado en profundidad después de tu recomendación, además sale Stanwyck que me rechifla (Perdición es una de mis películas Top) así que no hay excusa.
    “Solo el cielo lo sabe” es la desconocida para mí, así que apuntada queda y bueno aún me estoy riendo con “el Mitchum bollito de canela”, sólo por verlo en ese plan, me llevo “Holiday Affair” a las lista de películas navideñas pendientes xDD (Merecerá comentario especial, seguro!jijijij)

    Por si acaso no lo digo lo suficiente, soy fan, requetefan de esta sección de cine clásico, (de hecho voy hacer pompones especiales, que se los merece) es genial poder tener un rinconcito donde fangirlear y seguir descubriendo cositas de este tipo de cine que a mí me sigue maravillando tanto.^^
    ¡Un besazo Cris!

    PD: Deseando ver, qué más nos tienes preparado ^_^

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo primero, tu abuela tiene un gusto excelente, ¡me encanta Tyrone! Es genial, ya veo por donde te viene la vena clasicómana XD. Y lo mismo digo de tu gusto, yo ya no puedo decir más de La Stanwyck porque es mi actriz favorita ever con Marlene y se me puede ir de las manos. Esta peli es de mis favoritas de ella, pero si no has visto Cena de Navidad (o Christmas in Connecticut) es otra opción si te apetece más comedia en estas fechas.

      Solo el cielo lo sabe es una de mis películas favoritas de siempre. Es de lo más bonito que han visto mis ojos, soy una yonki del Technicolor. Espero que la disfrutes. Y la de Mitchum merece mucho la pena, a mí me encantó aunque reconozco que a lo mejor no es tan buena como disfrutable, un poco guilty pleasure.

      Muchas gracias a ti por participar siempre y animarme con la sección, sin ti y otros incondicionables sería mucho más aburrida. ¡Muchos besos!

      Le gusta a 1 persona

  2. Gracias y mil gracias Cris por estas entradas! Gracias a ti el año pasado descubrí ‘Cita en St Louis’ y me conquistó locamente, de hecho pienso vérmela este año de nuevo (y de aquí al infinito) xD
    Me apunto sin duda las dos primeras, que son las que más me han llamado la atención y espero que caigan pronto… Testigo de cargo la tengo por casa y ¿te puedes creer que aún no la he visto? Muy mal, le pondré remedio pronto.
    Para mi clásicos navideños indispensables sería Mujercitas, Mujercitas y Mujercitas xD Me vale cualquiera de sus versiones… El otro día me vi ‘El apartamento’ y creo que también sería un “must” navideño, aunque es más de fin de año, pero me vale!
    Un bsote y deseando ver más cositas de esta sección con la que tanto aprendo 🙂

    Me gusta

    1. Muchas gracias a ti por participar, a mí me hacéis feliz cada vez que os animáis con alguna recomendación. Me ha dado pena no poner ningún musical este año, pero no se me ocurría ningún otro que me gustara tanto y fuera tan navideño. Testigo de cargo es divertídisima, es el momento de cogerla 😉
      Y totalmente de acuerdo con Mujercitas, volveré a ver alguna versión seguro (como mínimo, la que se estrena ahora). Y tengo ganas de revisionar El apartamento, está en mi lista navideña.
      Besos!

      Le gusta a 1 persona

  3. Muy buenas recomendaciones! Sólo he visto Testigo de cargo, hace mil años, y recuerdo que me encantó, se merece un revisionado pronto. El bazar de las sorpresas también lo vi y es una historia entrañable perfecta para estas fechas. El resto no las conocía, me las apunto para verlas cuando disponga de un huequecito.
    Besos!

    Me gusta

    1. Testigo de cargo se merece un revisionado seguro, es de esas que es muy disfrutable aunque te sepas los giros. El bazar de las sorpresas es perfecta para estas fechas, de hecho me da pena que no sea tan famosa como otras opciones. Es muy divertida pero también como dices, entrañable. Espero que puedas disfrutar de alguna otra opción. Besos!

      Le gusta a 1 persona

¿Qué te cuentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s