No, mamá, no

No, mamá, no es una novela de Verity Bargate, publicada por primera vez en 1987 y ahora recuperada por la editorial Alba en su colección Rara Avis. Es una pequeña historia de terror doméstico, de absorbente lectura y aún más satisfactoria digestión. El nacimiento del segundo hijo de nuestra protagonista, Jodie, dista de ser el acontecimiento que consume todas las expectativas de amor y felicidad de una madre, sino el desencadenante de una pesadilla que ya venía cocinándose a fuego lento.

no, mamá, no

La depresión postparto ha sido uno de los temas más tratados por la literatura de mujeres ya desde el clásico El papel amarillo, como ha sido la falsa autoridad autoproclamada y autolegitimada desde la medicina, como desde otros muchos campos, que se ha otorgado al patriarcado. Hemos leído desde la época victoriana como se han tratado actitudes poco complacientes como una enfermedad a curar, simplemente un defecto de fábrica que se puede solucionar o esconder en un sanatorio. Por ello, creo que no se puede reducir No, mamá, no a la historia de una depresión postparto, un tema en sí mismo muy importante, sino que plantea muchos más al lector. De entrada, me apoyo en que creo que es fácil reconocer en Joy, la amiga de Jodie, un espejo de nuestra protagonista, que también vive su propia pesadilla pero en una cárcel muy distinta. Y es que Bergate habla de la infelicidad y la insatisfacción que marca la vida de muchas mujeres, de la falta de libertad y la desilusión de un montón de promesas falsas y aspiraciones para las que todo son obstáculos.

Y es que esta es una pequeña obra, que en apenas dos horas de lectura plantea al lector muchas cuestiones para que siga masticando la historia. Bargate engancha por la tensión que crea, el pulso con el que desarrolla la trama a la vez del inteligente retrato de nuestra protagonista con la que creo que el lector no puede dejar de sentirse involucrado (y tardamos páginas y páginas en conocer su nombre), encima mientras contamos con la posible sombra de ser un narrador no confiable. Con un estilo directo y crudo, conocemos el asfixiante día a día de nuestra protagonista y sus secretos. La narración es simple pero muy precisa y aguda, y me ha parecido que la traducción de Mireia Bofill funcionaba muy bien. También recorremos espacios que aportan una sutil capa más a la historia. Pasamos de esa claustrofóbica casa que años antes sería el escenario de cualquier kitchen sink drama a la lavandería (tal vez porque estoy leyendo también a Lucia Berlin, pero me ha encantado ese breve momento de libertad con esos fortuitos encuentros), al el dentista o la cola de la compra, otros pequeños infiernos. Del Soho decadente de luces de neón viajamos a la playa de Brighton, donde finalmente la protagonista respira. Y si los espacios son determinantes, hay unas cuantas alusiones y simbolismos que me han parecido de lo más interesantes (¡esos vestiditos precisamente victorianos!). Una vez terminada la obra, me sorprendió cuánto habían presagiado estos pequeños detalles y qué maravillosamente se habían entremezclado con el resto de la trama para crear esa tensión que nunca abandona al lector. Además, repasar con la protagonista algunos de sus libros favoritos como En Grand Central Station me senté y lloré hace que parezca que estamos hablando directamente, de lector a lector. Por último, todo lo que trata sigue siendo relevante, como las observaciones que Jodie hace al leer el Cosmopolitan.

He hecho un pequeño resumen precipitado y algo superficial de las cosas que se me han ido ocurriendo en estos días tras su lectura, pero es que no puedo dejar de recomendarlo para que vosotros mismos le deis vueltas a esta pequeña maravilla. Para terminar, un pequeño apunte que tal vez os extrañe algo: me parece que esta novela funcionaría estupendamente en una doble sesión con La vegetariana de Han Kang, que sé que es uno de los bombazos de este año. Ya os dejo a vosotros que descubráis qué me hace pensar esto y si mis sensaciones se alejan de las vuestras.

Anuncios

10 comentarios en “No, mamá, no

  1. Últimamente solo leo maravillas sobre esta novela.

    Por lo que intuyo, es de esas lecturas que duran más en el después que en el durante. Una joya que se queda contigo a pesar de no tener más páginas que pasar.

    Tú último párrafo ha sido la gota que ha colmado el vaso de mi interés. Tengo aún reciente la novela de Kang y has despertado toda mi curiosidad con eso que dejas caer pero no rebelas.

    ¡Apuntado! Además no parece una novela que te robe mucho tiempo, por lo que no desbarajusta demasiado el organigrama lector, jajaja.

    Un placer leerte Cris, eso sí que no cambia.

    ¡Besos!

    Me gusta

    1. Bien, por una vez no te estropeo todo el planning lector XD Creo que va a ir genial con la de Kang, ya me contarás si te animas pero a mí me parecieron, en esencia, la misma historia (aunque este libro me gustó más, tengo problemas con la segunda parte de La vegetariana).
      ¡Besos y gracias como siempre por tus palabras!

      Le gusta a 1 persona

  2. ¡Pero bueno, qué manera de incitar a leer!
    Me has dejado totalmente intrigada con tus impresiones, ¡ la curiosidad me mata!
    Ayyy qué tendrá Verity, que tanto tú como Raquel ponéis los dientes largos con su <> …y encima nombrando La Vegetariana que tengo unas ganas locas de leerlo …a ver si busco el de Bargate en la biblio, hago tándem lector y pruebo tu teoría xDD

    Como siempre es genial pasar por aquí, Cris ^_^

    ¡Un besote!

    PD: Genial el apunte inicial sobre la depresión postparto, tema bastante ninguneado, incluso hoy, sigue siéndolo, sino en general, sí en ciertos sectores. No sé si tabú, porque se ha hablado de él, pero quizá por desinformación, no está muy ¿asumido? ¿bien visto? no sé muy bien qué término utilizar, en cualquier caso, este es un plus más que me motiva a la lectura de este libro ^^

    Me gusta

    1. Somos unas tentadoras, aunque en este caso la culpa es de todos los que están hypeando el libro, yo solo sigo la manada XD. Lo de la depresión postparto (y muchas cosas que tienen que ver con la maternidad a nivel físico y psicológico) es un tema en el que como dices, creo que hay mucha desinformación, pero poco a poco vamos aprendiendo. Qué pena que casi treinta años después siga siendo tan vigente la novela.
      Muchos besos, pomponera 😉

      Le gusta a 1 persona

  3. A mí es que todo lo que saca Alba últimamente me enamora a primera vista. El tema de maternidades disfuncionales me apasiona bastante, desde mujeres que no quieren dar a luz hasta madres que sienten rechazo por sus hijos. No sé, creo que la figura de «LA MADRE», bondadosa, sobreprotectora e incondicional, está muy arraigada en nuestra sociedad y cualquier libro que deforma esa visión idílica me parece digno de atención. Me viene a la cabeza Tenemos que hablar de Kevin, pero seguro que ya lo has leído. Si no, pues eso, échale un ojo. Besos!

    Me gusta

    1. En ese caso este libro te iba a interesar seguro, acabas de describir casi sus primeras palabras. El de Kevin está en mi estantería de pendientes desde hace un montón, a ver si lo saco para este octubre. ¡Besos de vuelta!

      Me gusta

  4. Entre Raquel (EL momento de Raquel) y tú me habéis convencido para que la lea. Al igual que @subject_cero, también siento un interés por las maternidades disfuncionales. Por esas relaciones madres-hijos que no encajan en lo convencional. Libros como este me parecen muy necesarios. Yo sí he visto Tenemos que hablar de Kevin y es una película valiente y turbadora que recomiendo. ¡Un saludo y buen fin de semana!

    Me gusta

    1. Muchas gracias por tu comentario. Me alegra que os estemos animando a coger el libro, seguro que es un ratito de lectura muy bien invertido. Me apunto la recomendación para seguir profundizando en el tema. Buen fin de semana 🙂

      Le gusta a 1 persona

  5. Buenas!
    No conocía esta historia y me ha parecido interesante que se hablase sobre la depresión postparto de la mujer,ya que es un tema que se suele ver poco. Soy más de libros de intriga y suspense, no soy muy fan de libros de terror, pero tras leer tu reseña me lo voy a pensar. Gracias por la recomendación!
    Un saludo,
    Miss Nriss

    Me gusta

    1. No sé si es exactamente terror, es una tensión muy latente, no hay nada explícito, así que si te gusta el suspense creo que te puede ir muy bien con el libro, de eso hay un montón en la historia. Gracias a ti por tu comentario 🙂

      Me gusta

¿Qué te cuentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s