Mujercitas

mujercitas

¿Quién no conoce Mujercitas? La mayoría de nosotros pensamos que hay poco que nos pueda sorprender en este clásico de la literatura juvenil. Las hermanas March han sido llevadas a la gran pantalla en multitud de ocasiones, y son una presencia habitual de esas colecciones de clásicos adaptados infantiles (como el que os pongo más abajo, la colección que yo leía de peque). Su historia forma parte de la cultura popular. Y, sin embargo, yo desconocía que hasta la traducción de Gloria Méndez del año 2004, en España habíamos leído una versión mutilada, una que acababa con los matices que la hacen merecedora de su fama y longevidad, y la convertía en una novela sentimental sobre amoríos y demás cuentos ligeros para jovencitas «respetables». Justo lo contrario a lo que es (no voy a entrar ni a comentar la ocurrencia de que es un libro solo para chicas). Tras la muerte de su autora, Louisa May Alcott, en 1880, sus editores decidieron eliminar capítulos enteros o quitar las expresiones en las que Jo se proclamaba orgullosa de su independencia y fuerte personalidad. Esa edición censurada es la que se ha usado tradicionalmente como base para las distintas adaptaciones por las que muchos creemos conocer esta historia. Mujercitas no es que esté dentro del «gueto rosa» por ser una historia de mujeres sobre mujeres, sino que ha sido reescrita durante décadas para adecuarse y alimentar los estereotipos de género que, en su esencia, desmonta.

mujercitasQuería empezar con este pequeño apunte histórico que aparece en el prólogo (y gracias a Carla por tuitear este enlace, donde podéis leer más acerca de la traducción), porque seguro que muchos tenéis prejuicios de todo tipo sobre esta historia. Incluso puede que pensáis que no os interesa ni esta entrada. Yo también tenía ideas preconcebidas y me alegro de haberlas finiquitado con la lectura. He aprendido tres cosas: es una historia muy compleja, llena de capas; que, sí, es cierto, hay que ser muy de piedra para que no se te salte alguna lagrimilla; y que su autora es tan interesante (y desconocida, por lo parcial de nuestra visión) como este propio libro.

mujercitas

Mujercitas es una novela de iniciación que nos cuenta la infancia y juventud de las cuatro hermanas March: Meg, Jo, Beth y Amy, durante los años de la Guerra de Secesión norteamericana (fue publicada por primera vez en 1868). Si tuviera que resumir la novela, diría que es una historia de amor y sororidad entre cuatro jóvenes mujeres con ideas y ambiciones diferentes, que buscan ser las mejores versiones posibles de sí mismas en circunstancias desfavorables. Lo hace sin que prevalezca el camino de unas sobre otras, sin juzgar a los personajes por sus formas o errores, ni esconder asuntos como la pobreza, la falta de igual de oportunidades, el duro trabajo doméstico o el sacrificio que hacían muchas mujeres sin una vida propia frente la enfermedad de un ser querido o renunciando a sus convicciones artísticas ante las necesidades de sus familias. La mezcla de la ternura y comprensión de las pequeños éxitos y tristezas diarias con la vehemencia de sus críticas hace que sea, en realidad, una novela muy radical.

En este punto me gustaría hablaros LITTLEWOMENbrevemente de algunos de sus protagonistas. Jo March es seguramente uno de los personajes femeninos más famosos: la joven rebelde con un corazón enorme que quiere volar alto con sus libros a la vez que quedarse en casa y cuidar a toda su familia (creo que es un personaje perfecto para el #RetoSolterona, ¡leed más sobre este desafío, es una idea estupenda!). Y el reverso de Jo creo que está en Laurie, el chico rico con todas las oportunidades del mundo y ningún interés en aprovecharlas (siento decir que me he vuelto un poco lauriehater con esta lectura, lo recordaba más adorable en las pelis). También está en su hermana pequeña, Amy. La benjamina de las March me ha parecido un personaje apasionante, a pesar de que seguramente sea la más antipática. Tiene su propio código de conducta, toma las decisiones de forma individual y muchas veces en contra de la moral del resto de la familia, y me parece estupendo como la autora ofrece una alternativa con la que ella tampoco parece posicionarse muy a favor, pero sin juzgar en ningún momento a una muchacha que decide lo mejor para ella por sí misma.

Este también puede ser un ejemplo de las capas que conforman la historia que antes mencionaba. Las más evidentes son las tramas episódicas que se desarrollan en cada capítulo, tejiendo una red de temas y enseñanzas más allá de la vida de sus cuatro protagonistas. Digo enseñanzas porque sin duda tiene una intención didáctica. La autora está presente como narradora en cada una de sus páginas, incorporándose constantemente como una voz más en la historia, con muchas cosas que aportar. Parece casi una segunda madre, pero sin ninguna intención de ocultar los sinsabores que también tiene esta posición.

louisa_may_alcott_La mujer, como hemos hablado en otras entradas, era escasamente tolerada como escritora mientras siguiera siendo el bastión de defensa de lo tradicional, un perfecto ejemplo en todos los sentidos. La autora (y Jo) saben que ni lo son ni desean serlo. Navegan entre las imposiciones de su género y sus propios deseos, jamás escondiendo la pasión que las mueve. Y eso es contagioso, creo que hasta para los lectores actuales. No hay que olvidar que la novela tiene un contenido altamente autobiográfico. Al igual que Jo, Louisa May Alcott era una joven escritora de familia humilde que quería mantener a su familia con sus cuentos e historias. Publicó multitud de relatos, muchos de ellos bajo el seudónimo de A. M. Barnard (las iniciales ambiguas atacan de nuevo) y de diversa temática, incluyendo el terror o la fantasía, también del estilo de las “Blood and thunder tales”. Coetánea de los transcendentalistas, filosofía con la que se crió, fue una convencida abolicionista y feminista. Lo que he ido leyendo estos días de su vida me ha parecido fascinante y me alegro muchísimo de que sea una de las muchas autoras que van a estar presentes en la iniciativa #AdoptaUnaAutora (iré actualizando la entrada con links cuando haya contenido para que no os lo perdáis. De momento, podéis visitar la web de la iniciativa, recientemente inaugurada).

Y esto es todo lo que hoy os quería contar. Espero que la longitud de la entrada no os haga huir de este libro, porque no solo es excelente sino una estupenda introducción a los clásicos para los lectores más jóvenes, una lectura cien por cien navideña y un tocho que se lee sin querer (guiño, guiño). ¡Hasta la próxima!

Anuncios

15 comentarios en “Mujercitas

  1. Más que huir, quedar con ganas de saber más sobre la autora y sobre “Mujercitas”. Es muy interesante todo lo que cuentas y es que es otro caso más de esa manía de tratar a las lectoras como menores de edad, disfrazando a todas las protagonistas de candidez e ingenuidad, no vaya a ser que alguna lo lea y empiece a pensar por sí misma. Gracias por enlazar el reto :), seguro que Jo va a estar muy bien acompañada…¡Feliz TochoXmas!

    Me gusta

  2. Más que huir yo he terminado con unas ganas locas de leerlo.
    No tenía ni idea de las “mutilaciones” que había sufrido la historia (y las posteriores traducciones), pero por desgracia es algo que no me sorprende. Muy interesante la entrada, guapetona.

    Un beso.

    Me gusta

  3. Omg, ¡salgo en tu entrada!
    A ver, esto no puede ser. Me lo leí las Navidades pasadas y me estás picando para volver a leerlo. ¡Malvada! Pero este TochoXmas mi corazón pertenece a Margaret y Escarlata. ❤
    Lo dicho: me ha gustado mucho la entrada. Paso a darle bombo y platillo porque te lo mereces. Y voy a hacerte una propuesta ultrachunga; ahora te escribo.

    Me gusta

  4. Ay, yo lo leí un montón de años y casi no recuerdo nada de él. Creo que me suenan más cosas de las adaptaciones que del propio libro. Qué fuerte con eliminar capítulos enteros, vamos, es que de esa manera han manipulado hasta nuestra propia historia (vamos a dejarlo, que me enfadoxD). Fíjate si estoy perdida con el libro y con la autora que pensaba que era inglesa y no americana :_D Le tengo que pegar otra lectura pero a la de ya.
    Me he apuntado al #RetoSolterona porque sí, porque se lo merece TODO. Ya he hecho la página de tu autora adoptada. Tengo muchas ganas de leer qué nos cuentas de ella 😛
    Un besote Cris.

    Me gusta

    1. A mí me pasaba igual, mezclaba a las hermanas porque me acordaba mal de las actrices y claro, las adaptaciones luego no tienen nada que ver con la historia original.
      Muchas gracias por el currazo que os estáis pegando en la web de Adopta, muy muy top. Me quito el sombrero (bueno, el tocado de redecilla de femme fatale, una siempre con estilo).
      ¡Un beso!

      Le gusta a 1 persona

  5. Bueno, bueno, bueno que me acabo de enamora de tu entrada sobre Mujercitas!! Es uno de mis libros favoritos junto con Orgullo y Prejuicio,… Jo… ayyy mi querida Jo, quería ser ella cuando era pequeña!!!! Recuerdo que me dio muy fuerte por este libro, y fíjate que es lo único que he leído de la autora, así que estoy como tú con el Adopta! jjaajaja De hecho en reyes me voy a autoregalar esta versión original y sin censuras, -porque yo lo valgo- y… adivina!!!!! el TochoXmas, se convertirá en TochoCuestaDeEnero, (*bailecito con pompones* ) creo que el 2017 va a ser muy de Tochos… tengo muchos pendientes y ahora que estoy en hype hay que aprovechar el tirón! jejeje
    Lo dicho, me ha maravillado esta entrada, no podría haber un homenaje mejor a este libro y a esta autora!
    Un besoteee!!

    PD1: Harás algo para dar comiendo al TochoXmas, no? no sé unas campanadas, una cuenta atrás,…xDDD
    PD2: El #RetoSolterona mola, esta Emma tiene unas ideas muy Top también..

    Me gusta

    1. Qué bien que te haya gustado la entrada, me alegra saber que eres una fan satisfecha porque conocía muy muy poco el libro. Jo es maravillosa, normal que te diera fuerte. La edición de Penguin Clásicos y la de DeBolsillo son la misma traducción y no creo que sean muy caras (la mía es de segunda mano jejeje).
      Te veo esta noche a los 12 en twitter exigiendo una inauguración jajaja. ¡Esa es la actitud!
      Y sí, el #RetoSolterona es una idea genial genial. Un besote!

      Le gusta a 1 persona

  6. Siempre he considerado que la mejor época para los clásicos es la navideña. Son lecturas muy agradecidas al frío exterior, a la calidez hogareña, al sonido de la lluvia contra la ventana, a las cimas nevadas, a los peatones abrigados pisando charcos, etc.

    Mil gracias por remarcar la vileza cometida a este libro en ediciones pasadas, arrancando de raíz su valentía, su poder, su mensaje… pervirtiendo su razón de ser y convirtiendo la obra en algo contra lo que la historia original lucha.

    La reseña fabulosa, tal y como nos tienes acostumbrados. Desconocía su alto contenido autobiográfico, pero tampoco me sorprende teniendo en cuenta la época, y obviamente que la autora es mujer y escritora. Tristemente una combinación relegada al ostracismo.

    Como siempre, un placer pasarme por este rincón y leerte un rato.

    Me gusta

    1. Yo soy muy de clásicos en verano, creo que es más la costumbre porque como dices, pegan más en estas fechas. No conocía la historia de la traducción, cogí esta edición porque una amiga me dijo que era la buena y ya está, pero me parecía muy importante explicarla un poco.
      Y como siempre, muchas gracias por tus palabras, me vais a malacostumbrar 🙂

      Le gusta a 1 persona

¿Qué te cuentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s