En casa y Lila (trilogía de Gilead, 2 y 3)

«La existencia es algo extraordinario, como poco.

Hace tiempo, disfruté enormemente hablándoos de Gilead, una pequeña historia doméstica escrita por la grandísima Marilynne Robinson, en la que un viejo reverendo trabaja en unas cartas que incluyen todo aquello que cree que debe pasar a su hijo, al que seguramente no verá crecer. Es un libro de gran belleza y emoción, en el que al menos esta lectora estaba tan implicada que ni se planteaba que es un relato parcial, una pequeña parte vista a través de los ojos de un protagonista tan lleno de prejuicios y viejas lealtades como cualquier otra persona. Pero, ¿qué pasaba en la casa de al lado? ¿Hacia dónde escapaba la mente de su mujer en esos momentos? A veces, estamos tan absortos en nosotros mismos que nos perdemos las luchas y sacrificios de los demás.

The Birthplace of Herbert Hoover

La decisión de contar una historia tan aparentemente pequeña y poco extraordinaria en un trilogía parece una idea algo desproporcionada. No son más que unos días y unos recuerdos de unos personajes de lo más común. Pero es una historia épica, del mismo modo que os hablaba de la épica del universo de Al este del Edén. Conocer aunque solo sean detalles de una vida es algo extraordinario, como la misma posibilidad de la existencia. Eso podemos decir de unos libros que desde lo ordinario te hace cambiar tu forma de ver el mundo, el saber que nunca conoces lo que hay realmente detrás de cada persona, y leer de una forma tan íntima y emotiva sobre la soledad, el amor, despecho, incomunicación, el miedo a desilusionar y ser desilusionado, tener y perder para volver a encontrar, es algo más que pasar páginas.

Gilead era una novela epistolar, y tomamos a John Ames como una autoridad que conoce todo lo que pasa, incluyendo los detalles la vida de la familia de su mejor amigo, el reverendo Boughton, en el que se centra el segundo libro del terceto.

american gothic

En casa tiene una estructura peculiar. Arrancamos con unas primeras cien páginas muy descriptivas, llenas de recuerdos y sensaciones de un personaje herido. La protagonista es la hija pequeña, Glory, que vuelve a casa no para curarse, sino para ver a su padre morir. Por otra parte, está Jack, el hijo díscolo que hace lo mismo, solo que en este caso él necesita aún más la redención que su progenitor. Lleva treinta años sin pisar su casa, y es un fantasma que ha hecho que su padre se agote y consuma en un mar de arrepentimiento e incomprensión. Tras el terriblemente incómodo encuentro, siguen unas páginas de baile entre tres desconocidos; que nunca supieron como comportarse alrededor de otras personas e incluso odian su propia piel. Después, el muro cae, y tenemos casi unas doscientas páginas de pura conversación, un torrente de emociones y situaciones límite de las que no hay forma de protegerse. No puedo deciros más, no puedo hacer justicia a la emoción que me supuso conocer lo que realmente pensaban y pasaban estos personajes, como los hechos más terribles unían a esta familia y la esperanza les deshacía.

christinas world

Si En casa nos habla de los Boughton, Lila está dedicada en exclusiva a la misteriosa esposa del reverendo Ames. Es imposible no haber leído las dos partes anteriores y no percibir en sus silencios que Lila tiene una historia increíble. Ella no nos habla de los lazos familiares, sus dificultades y el peso que tienen en el camino que uno elige, sino de la total y absoluta soledad. No tener a nadie, y literalmente, no ser nadie. Y cuando de repente una oportunidad aparece, lo extraño que es sentir una auténtica conexión, el lujo de la comprensión, la compañía y finalmente, el amor. Lila es un libro más descriptivo, menos apegado a la urgencia del presente que los dos anteriores, ya que se centra totalmente en hechos pasados, tanto la infancia como juventud de la protagonista, incluyendo el momento en el que puso pie en Gilead por primera vez (calculo que unos ocho años antes de los sucesos de los otros dos libros). Tal vez por eso me haya parecido algo inferior a los anteriores, pero aún así es un libro hermoso y agridulce. Puede ser una buena introducción a este cachito de gran historia universal, pero recomiendo encarecidamente que leáis los tres, y como a mí su lectura en el orden de publicación me ha resultado tan satisfactoria, no puedo sugerir otro orden, aunque estoy segura de que siguiendo otro camino se arrojará una luz distinta sobre los personajes, ya que las primeras impresiones siempre nos marcan.

Esta es una historia de personajes. Sutil y real. Está escrita con una belleza impresionante, tanto en la prosa como en sus ideas, en las que la teología y la naturaleza tienen un papel importante, en la tradición de los trascendentalistas. Ayuda conocer un poco de literatura clásica norteamericana, sus temas e historia. Además, conecta con la realidad de los años en los que se desarrolla, la Gran Depresión, la segregación racial y la lucha por los derechos civiles. No lo hace de forma obvia, no se lo pone fácil al lector y no prima lo sentimental a pesar de hablar de emociones y mundos subjetivos. Te pide que te impliques y pienses, ates cabos, tengas paciencia. Pero si entras en este universo, serás recompensado con algo de infinito valor.

«Y aquí está el mundo, pensó, tal y como lo dejamos».

→ La trilogía de Gilead está editada por Galaxia Gutenberg, aquí tenéis más información. 

Anuncios

11 comentarios en “En casa y Lila (trilogía de Gilead, 2 y 3)

  1. ¡Hola!
    Cuando reseñaste Gilead me convenciste para que lo leyera sí o sí algún día. Ahora quiero hacerlo más aún para poder leer también En casa y Lila. Creo que casan muy bien conmigo y podría llevarme una lectura de esas que son de diez o al menos de esas que te hacen disfrutar sin que a penas te des cuenta. No sé si me explico pero creo que seguro que me entiendes 🙂
    Un beso!

    Me gusta

  2. ¡Hola!
    Ya me apunté en su día Gilead, para un momento en el que tenga más tiempo para leer. Y ahora me han entrado más ganas aún de ponerme con él y con sus continuaciones. La forma que hablas sobre ellos hace que quieras leerlos ya y disfrutar de ese vecindario y de sus historias.
    Un beso

    Me gusta

  3. Nunca había leído de esta trilogía de libros pero me ha entrado un interés genuino como no tienes idea. Y me hace pensar mucho en Mrs. Dalloway, de Woolf, y cómo se sacó tremenda novela con personajes tan comunes, y encima sólo transcurre un sólo día en toda la narración. En fin, mi ídola. Me apunto el título, gracias por la reseña. Por cierto, nueva por aquí, je, me ha gustado mucho tu blog. ¡Nos estamos leyendo! 🙂

    Me gusta

    1. Hola y bienvenida! Aún no he leído a la Dalloway y eso que me encanta Virginia, así que si de alguna forma te la ha recordado con esta trilogía, ya si que tiene que caer 🙂 Gracias por comentar!

      Me gusta

  4. No es habitual encontrarse con amantes del pequeño pero a la vez extraordinario y exquisito universo literario de esta trilogía.

    Gracias por mirar hacia atrás en twitter y traerme hasta aquí. Todo un placer leerte…

    …como siempre.

    Me gusta

¿Qué te cuentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s