Los vivos y los muertos

Esto es lo que me pasa con Los vivos y los muertos: me ha encantado, pero no sé el porqué. En principio, creo que no debería haberme gustado tanto. Los personajes son arquetipos planos que tiran a lo absurdo; los diálogos, artificiales a más no poder; no pasa casi nada (esto es lo que menos me importa, pero supongo que debería avisar ya de que no es una novela que descanse sobre su trama); e incluso, a veces, he tenido la sensación de que o yo no era capaz de hacerme con los temas que planteaba o, simplemente, es que no había nada más que rascar ahí. Y os digo que me ha encantado. Todo funciona y tiene sentido.

los vivos y los muertos

Los vivos y los muertos se puede empezar a contar como la historia de tres adolescentes huérfanas muy distintas: Alice, Annabel y Corvus, que se juntan casi por casualidad en un lugar perdido en Arizona. Las tres se necesitan y se completan, por mucho que se resistan a ello. A su alrededor se extiende un espacio irreal: el propio desierto, más una residencia de ancianos donde los vivos mueren (o tal vez son los muertos lo que tienen domicilio allí), un museo lleno de animales disecados, fantasmas rencorosos que empinan el codo o niñas prodigio que a los ocho años ya saben que «en la vida, bastaba conocer a una sola persona, que no era otra que uno mismo». Insisto en el escenario de la novela, porque creo que la intensa impresión que tiene este lugar, su peso en la historia, es uno de los elementos que han hecho que me tuviera tan fascinada este libro. Es una ambientación poderosa, un espacio que tiene una presencia muy fuerte, real y enigmática, casi sobrenatural en algunos episodios, que se siente palpitar y deja una marca en el lector.

Creo que esta novela casi se puede leer como una colección de relatos, historias que comparten un universo y una forma de acercarse a él. Hay personajes que van y vienen en los momentos que parece menos natural que se incorporen o salgan de la trama, en algunos casos en pequeñas escenas que configuran este lugar de confusión entre vida y muerte. Un personaje sospecha en un momento delicado que «es probable que la distancia más corta entre dos puntos no existiera en el mundo natural». Creo que en cierta medida también describe el funcionamiento de esta historia. Tal vez la distancia más corta no sea contar una historia de forma lineal, ya que esta no existiría en el mundo natural tal y como lo concebimos. A todo esto, le podéis sumar que propone una mezcla de géneros y tonos: hay momentos de lo más realistas, sucesos absurdos (no sabéis lo que he disfrutado con cierto momento que incluye a la pequeña Emily, un paquete regalo y un tarrito de cristal), momentos dolorosamente transcendentales y cierto realismo mágico pesimista, con ciervos que acaban en piscinas. Los animales son un elemento siempre presente en el mundo que aquí presenta la autora; parece que nos quiere preguntar no sólo cómo vivimos y morimos, sino cómo lo hacemos en la naturaleza que nos rodea.

7

Así que os tengo que recomendar que exploréis esta historia por vosotros mismos (y así solventéis el problema de lo vago que es todo lo que os he contado de ella, no lo sé hacer mejor). Es una lectura extraña, pero no tanto. Había algo en ella que me recordaba a algo, sin tener ni idea de a qué. La buena gente de Goodreads (y las agradecidas notas de la edición, que resaltan algunas referencias literarias) me dice que tiene de Margaret Atwood (lo veo un poco con Oryx y Crake), Flannery O’Connor (que se acaba de convertir en una prioridad), Dickinson (esta no la veo, lo siento) o Plath (siempre Sylvia). Yo aún sigo dándole vueltas.

¡Buenas lecturas para todos en este caluroso fin de semana!

Anuncios

10 comentarios en “Los vivos y los muertos

    1. Hola Magrat! Es curioso ver como funciona el libro, la escritora es una crack para hacer que algo así funcione tan bien, aunque supongo que habrá a quien no le guste. Un beso!

      Me gusta

  1. ¡Hola!
    Pues lo cierto es que algo tiene este libro que invita a ser leído. Y mientras escribo esto ya he marcado en GoodReads que lo quiero leer. Ya sabemos que el “cuando” es lo más difícil pero yo creo que tarde o temprano lo veré en esa larga e interminable wishlist y diré “Oh, mira” y lo leeré. Además este tipo de historias que no tienen una gran trama siempre me gustan. Me parecen muy reales porque creo que se parecen a nosotros, a nuestras vidas y a nuestra manera de narrar las cosas a otra gente o a nosotros mismos.
    Un beso y mil gracias por la reseña 🙂

    Me gusta

  2. Sé que esto va a sonar un poco “cooltureta”, pero… Los libros de esa línea de Alpha Decay siempre son, cuanto menos, curiosos. Todos los que he leído tienen “algo”. Lo que me hace pensar dos veces si comprarlos es su precio, reconozco. Pero, me ha gustado tu reseña… ¡Hmmm! ¡Puede que cometa un desfalco! Já!

    Me gusta

    1. Hola! Yo con la editorial tengo una relación complicada, he leído algunos que no me han gustado nada, y otros que me encantan, como este y Glaciares. Y sí, es carillo, así que tira de biblioteca si puedes 🙂 Saludos!

      Me gusta

  3. ¡Hola!
    Has conseguido que me apunte el libro, un libro que en un principio no tenía en mente leer. Pero hay que reconocer que después de leer tu reseña entran muchas ganas de leerlo. A ver que me parece cuando lo lea, encima la edición me ha gustado mucho ^^
    Un beso

    Me gusta

¿Qué te cuentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s