Grandes libros, pequeños lectores

En el Especial Navideño en el que este blog está sumergido no podía faltar una entrada de literatura infantil. En primer lugar, porque tengo debilidad por los libros para nenes, tanto que muchas veces desearía tener seis años y engañar a los mayores que me rodean para que me los compraran todos. Ya no cuela como antes. Y además, porque este es un espacio de servicio público, y como tal, os ofrezco una guía de libros que bien querría para mí. Eso sí, por favor, id a comprar con tiempo, y así evitaréis oír las palabras más terribles de la Navidad: “agotado”, “no lo tenemos en stock” o la peor de todas, “descatalogado”.

turbo man
¿Cuánto tarda el pedido?

Aquí os dejo mi selección. La mayoría son álbumes ilustrados, así que seguramente estén recomendados a partir de 5 años, más o menos. De todas formas, os invito a pasaros por cualquier librería y cotillear en persona, porque además de disfrutar con las monadas que veréis, cada niño es un mundo.

Os aviso; si sois susceptibles a cosas muy muy cucas, mejor que no pinchéis. Queridos Reyes Magos, este año he sido muy muy buena y me lo merezco todo…

  • Salvaje, Emily Hughes, Libros del Zorro Rojo. Mirad esa carita, cómo no te la llevas a casa. Con título a juego.
    • Con frescura y desparpajo nos cuenta la historia de una niña que vive feliz en la naturaleza, donde los osos le han enseñado a comer, los pájaros a hablar y los zorros a jugar. Ella es audaz, valiente e increíblemente libre. Pero un día un nuevo animal entra en escena, un animal extrañamente parecido a ella… Un álbum que asombrará a los primeros lectores con sus ilustraciones exuberantes y expresivas y que hará pensar a los mayores sobre nuestra disparatada forma de vida.
  • Flora y el flamenco, Molly Idle, BFE. Es, evidentemente, rosa y las ilustraciones son preciosas.
    • Un flamenco y una niña muy especial encuentran la alegría del corazón y la armonía en una danza de amistad magistralmente narrada sin palabras.
  • Prohibido leer a Lewis Carroll, Diego Arboleda, Anaya (recomendado de 6 a 11 años, este es para más mayores). Actual Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, una mezcla de realidad, ficción y clásicos, este me lo pido.
    • Prohibido leer a Lewis Carroll narra la historia de Eugéne Chignon, una joven institutriz francesa que en 1932 viaja hasta Nueva York para cuidar de una niña, Alice, cuya desatada pasión por el mundo creado por Lewis Carroll ha provocado que sus padres le prohíban leer sus libros.
  • Hilda y el Trol, Luke Pearson, BFE. Ya sabéis que me encantan los cómics, y porqué no confesarlo, también las cazadoras de troles. Lo definen como una mezcla de Miyazaki y Lucky Luke.
    • Espíritus del mar, gigantes, extraños hombres de madera y troles. Las excursiones de Hilda nunca se limitan al reino de lo ordinario. Esta en particular depara sin duda unas cuantas sorpresas, aunque, como bien dice Hilda, “así es la vida del aventurero”. Un emocionante cuento para niños y adultos.
  • La cocina de noche, Maurice Sendak, Kalandraka. Seguramente ya regalaste (te compraste) Donde viven los monstruos, así que porqué no continuar con una apuesta segura.
    • “Nosotros horneamos para ti mientras tú duermes”: Un recuerdo de la niñez que, a través de un relato onírico, se convirtió en un álbum de referencia en todo el mundo, superando incluso la censura del puritanismo.
  • Virginia Wolf, Kyo Mclear, Ediciones Jaguar. El título, la historia, todo me parece tan atractivo y delicioso… A ver si alguien se anima y me publica el libro infantil de Woolf (la humana, no la loba).
    • Un día mi hermana Virginia se despertó sintiéndose algo lobuna y un poco malhumorada. Además, no dejaba de hacer cosas extrañas, incluso ruidos de lobo…
  • Mogwli: Maxime Rovere, Edelvives. Este álbum me mira cada vez que entro en una librería. Me pone ojitos. El libro de la selva era mi peli favorita que peque, y creo que aún no lo he superado.
    • Rudyard Kipling publicó en 1894 y 1895, en dos volúmenes distintos, lo que se ha venido en llamar El libro de la selva, dos recopilaciones de fábulas morales acompañadas de poemas que tienen lugar en la India. En la novela original, los relatos acerca de Mowgli no atienden a una continuidad cronológica; sin embargo, en esta adaptación se realiza un delicado trabajo de montaje que permite, modificando muy levemente las frases y sin añadir prácticamente nada, definir un nuevo orden de capítulos con el propósito de seguir la historia del niño.
  • Tomate frito: Eva Rodríguez y Dani Padrón, Ediciones Jaguar. No sé vosotros, pero yo de pequeña sospechaba que algunos seres con los que me cruzaba también eran vampiros.
    • Si te cruzas en un supermercado con un tipo raro, de colmillos afilados y que está robando todo el tomate frito… Hazme caso: ¡sal corriendo.

Hasta aquí la selección de hoy. En las próximas entradas iré hablando también de algunos de los mejores clásicos infantiles y navideños que en mi modesta opinión, jamás se han escrito, así que seguid muy atentos a la programación navideña.

 

Anuncios

9 comentarios en “Grandes libros, pequeños lectores

  1. Yo estoy participando en el desafío de clásicos infantiles pero llevo muy poquito así que mucho que se diga no puedo opinar. Lo que pasa es que me encontré con un problema ^^” y es que fui a la biblioteca para pedir “Donde viven los monstruos” y me miraron un poco raro y el bibliotecario me explicó su trasfondo porque pensaba que iba a hacer un trabajo…
    Aunque no soy muy dada a estos libros lo cierto es que son muy bonitas y seguro que disfrutaría hojeándolos.
    Un beso y gracias por las recomendaciones, todos son super cuquis ^^

    Me gusta

    1. Qué curioso, a mi me pasó algo parecido en la biblio, fui a la planta de infantil y me dijo el bibliotecario que adónde iba, que era una zona reservada para niños y yo tan mona le dije que iba a sacar uno para mí…
      También es verdad que cuando me hice el carné me dijeron que los menores de 16 no pueden sin la firma de sus padres y tengo 26, así que creo que es cosa de ellos 😛
      Un beso y que disfrutes con tu reto 🙂

      Me gusta

  2. :O Me he enamorado de “Salvaje”, “Prohibido leer a Lewis Carroll” y “Tomate frito”, aunque todos son preciosos. Hace mucho que no compro libros infantiles, pero tengo que confesar que a veces me da nostalgia y entonces releo mi ejemplar de “Cuentos escogidos Nº 13”, que aun conservo con mucho cariño, para sentirme niña durante un ratito; ains, quién pudiera seguir siéndolo ^^
    Un beso!!

    Me gusta

    1. Yo vi Salvaje y me sentí tan identificada… tengo dudas de que sea para niños 🙂 Yo quiero releer alguno de mis favoritos de pequeña. pero me da un poco de miedo que haya perdido su magia. Un besote!

      Me gusta

  3. Me atrevería a decir que los cuentos infantiles ganan mucho con los años. No sé si es una comparación muy acertada pero algunos me recuerdan a lo que pasa con las pelis de Pixar, siendo adulto te das cuenta de todo lo que realmente cuentan. Aunque los más simples también molan mucho. Y lo que tengo claro es que cuando mis sobrinas dejen de ser bebés, les enseñaré el Where’s My Cow de Terry Pratchett porque es un libro genialoso y aprenderán a identificar los sonidos de los animales de una forma divertida.

    Y, cierto, la portada de Salvaje es riquiñísima :_) (si se me permite el galegismo :p)

    Me gusta

    1. Primero, lo galego está más que permitido que soy “medio” gallega jejeje.
      Y tienes razón en lo que dices, hay historias que ganan mucho, Me apunto el de Pratchett, pero para mí. Besotes!

      Me gusta

¿Qué te cuentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s