La casa de hojas

La casa de hojas es uno de esos libros que genera multitud de opiniones y atención, aunque solo sea por esto:

La casa de hojas

Así que a estas alturas, solo voy a añadir un par de notas sobre lo que más me ha llamado la atención del libro, aunque dudo que sean tan lúcidas y entretenidas como las del bueno de Johnny Truant. Eso sí, creo estar mejor de la olla y ser un narrador más fiable.

I.- El libro engancha.Vale que tiene unas pocas partes en las que Zampanò se pone soporífero y otras que no aportan nada;  pero se lee rápido. Todo “El Expediente Navidson” te mantiene en vilo, aunque tampoco es tan terrorífico como lo pintan.

II.- Los personajes son muy carismáticos. Una sorpresa porque me esperaba quedar deslumbrada por lo más célebre de la novela: lo metaliterario y lo experimental. Sin embargo, me quedo con los personajes. Johnny es más que un cachondo narrador no fiable, tiene algo trágico y extraño que le hace el corazón del libro. Parecido pasa con Zampanò. Los Navidson están perfectamente definidos y su desarrollo es fantástico, sobre todo Navy y lo referente a Delial. Los secundarios también tienen su aquel, como Reston, Tambor, Lude o el entrañable Tom. Y en esta línea destacar también un final bastante satisfactorio proporcionado por las cartas de la madre de Johnny.

III.- Es una novela divertida. Ya sé que se supone que tiene que dar mucho yuyu, pero me he reído bastante. Los golpes de humor ayudan a pasar toda la amalgama de referencias y tópicos (están todos, desde el material encontrado, el libro maldito, la casa encantada, el monstruo y la oscuridad, posesiones infernales, etc…) y el texto académico más intenso, más sus convenientes pies de página. Más allá de los comentarios del Johnny más canalla, me pareció muy divertida e inteligente la parte en la que personajes reales ofrecen su definición del Expediente Navidson tal que …

… Stephen King: “algo que da un miedo de cojones” , Harold Bloom: ” lo unheimlich, por supuesto” ,  Anne Rice: “oscuridad” o  Jacques Derrida: “el Otro (pausa). O qué otro, lo cual equivale a decir, pues, la misma cosa. El otro, ningún otro. ¿Entiendes?”

Aquí me ganó Danieleswski, por introducir gente de la que está tomando prestado de forma muy obvia como King o lo académico más obtuso como Bloom y encima hacerlo de forma cómica. Y es que a pesar de que el libro empieza diciendo que “esto no es para tí”, es más accesible de lo que esperaba. Lo que me lleva al cuarto punto.

IV.- El formato realmente añade a la historia. El libro es caro, pesa un huevo y hay partes muy muy molestas de leer, pero realmente crea la sensación que está narrando. Es genial que se haga algo así en la era del epub.

Seguro que hay muchísimo más que decir sobre esta lectura, y creo que cada lector va a tener una experiencia distinta. Si queréis compartir vuestra opinión, os espero en los comentarios.

Anuncios

4 comentarios en “La casa de hojas

  1. Al final lo leeré, está claro que no deja indiferente, lo que pasa es que a mí ahora es al contrario que a los demás, me da un poco de pereza enfrentarme a una lectura dispuesta así. Un beso!

    Me gusta

    1. Sé a lo que te refieres, cuando te hablan mucho de algo te cansas de ello antes de empezarlo. De hecho, tardé un par de meses desde que compré el libro en leerlo, pero al final me ha gustado bastante y me ha sorprendido. Un besote.

      Me gusta

¿Qué te cuentas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s